Cáncer cervicouterino y virus del papiloma humano

¿El virus del papiloma humano puede provocar cáncer de útero?

Las infecciones por VPH (virus del papiloma humano) son muchas veces combatidas por el sistema inmunológico, eliminando el virus por completo. Este suele ser el caso en personas jóvenes y con un sistema inmunológico saludable.

Sin embargo, cuando la infección persiste y se torna crónica, las células infectadas se multiplican, pudiendo dar lugar a células cancerígenas. El tipo de cáncer más ligado a las infecciones por VPH es el cáncer cervicouterino.

Entre los 150 tipos de VPH que se conocen, solamente se ha comprobado la relación de 12 de estos con el desarrollo de cáncer, ya sea en el cuello del útero o en otras partes del cuerpo (lengua, garganta, etc.).

¿Todos los tipos de VPH dan lugar a cáncer?

Las infecciones por VPH son muy frecuentes, aunque, en la mayoría de las personas son pasajeras y se resuelven con el paso del tiempo. No obstante, un pequeño porcentaje de la población femenina llega a manifestar infecciones crónicas, cuando son afectadas por ciertos tipos de VPH altamente cancerígenos.

Estas infecciones pueden dar lugar a lesiones precancerígenas, que, de no ser detectadas y tratadas a tiempo, pueden transformarse en tumores malignos.

La mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino son causados por el virus del papiloma humano (99%). Los tipos de virus se clasifican de acuerdo con el grado de riesgo en bajo (tipos 6, 11, 40, 42, 43, 44, 54, 61, 70, 72, 81 y CP6108) y alto (16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 66, 68, 73 y 82). De estos, los tipos 16 y 18 están relacionados con aproximadamente el 70% de los casos de cáncer cervicouterino y más del 90% de las lesiones intraepiteliales graves.

¿En qué casos el VPH provoca cáncer cervicouterino?

El VPH puede causar cáncer cervicouterino cuando forma parte de la clase que provoca este tipo de cáncer. Solamente el 5% de los tipos de VPH están asociados al cáncer de cuello uterino.

El virus del papiloma humano es muy común en personas sexualmente activas. De hecho, se estima que está presente en el 70-80% de esta población. En la mayoría de los casos, las infecciones son pasajeras y no provocan mayores complicaciones.

Factores de riesgo del cáncer cervicouterino

Además del virus del papiloma humano, existen otros factores de riesgo que favorecen la aparición de este tipo de cáncer, como factores genéticos, actividad sexual (por ejemplo, tener más de una pareja), edad (más frecuente en personas mayores de 30 años), embarazos y uso de la píldora anticonceptiva.

Cómo se diagnostica el VPH

El diagnóstico se realiza con mayor facilidad en hombres (por medio de lesiones en la piel y órganos sexuales). En mujeres, por otra parte, las lesiones pueden manifestarse en la vulva, ano y todo el tracto genital hasta alcanzar el cuello del útero, por lo que el diagnóstico solamente es posible a través de una colpocitología oncótica, colposcopia o anoscopia. En algunos casos, se podrá recurrir a exámenes de biología molecular.

Para saber más acerca del virus del papiloma humano y su relación con el cáncer cervicouterino, consulte a un ginecólogo.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados