vitamina E

Vitamina E: para qué sirve y dónde se encuentra

La vitamina E desempeña una función antioxidante en el organismo. Esta vitamina está formada por ocho compuestos solubles en grasa, entre los que destaca el a-tocoferol.

La vitamina E se encuentra en alimentos de origen vegetal en verduras de coloración verde oscura, semillas oleaginosas, aceites vegetales y en el germen de trigo. Asimismo, puede encontrarse en algunos alimentos de origen animal como el salmón y el hígado. La vitamina E puede también encontrarse en suplementos en forma de cápsulas.

Función antioxidante de la vitamina E

La vitamina E actúa combatiendo los radicales libres que se producen en el organismo. Por lo tanto, el consumo de esta vitamina ayuda a:

  • Prevenir el envejecimiento precoz.
  • Mantener la piel saludable brindándole elasticidad y previniendo arrugas.
  • Reparar las células.
  • Fortalecer el sistema inmunológico.

Vitamina E, Alzheimer y enfermedades cardiovasculares

La efectividad del uso de suplementos de vitamina E para prevenir enfermedades cardiovasculares no está comprobada. Del mismo modo, no hay evidencia de que la vitamina E ayude a prevenir o retardar el Alzheimer.

Fuentes de vitamina E

Vegetales

  • Espinaca.
  • Brócoli.
  • Acelga.
  • Calabaza.

Semillas oleaginosas

  • Semillas de girasol.
  • Avellanas.
  • Castañas.
  • Nueces.
  • Cacahuates.
  • Almendras.
  • Aceitunas.

Frutas

  • Aguacate.
  • Mango.
  • Kiwi.
  • Zarzamora.

Aceites vegetales

  • Aceite de germen de trigo.
  • Aceite de girasol.
  • Aceite de almendra.
  • Aceite de cártamo.
  • Aceite de maíz.

Suplementación de vitamina E

El uso de suplementos de vitamina E debe realizarse bajo la indicación de un médico o nutriólogo. Suele ser indicado en casos de enfermedades que afectan la capacidad de absorción intestinal o cuando la ingesta de esta vitamina en la alimentación es insuficiente.

Cabe mencionar que la dosis máxima de vitamina E no debe exceder los 1000 mg por día. Las dosis elevadas de esta vitamina pueden ocasionar daños a la salud.

Exceso de vitamina E

El exceso de vitamina E en el organismo puede causar intoxicación. Las dosis elevadas de esta vitamina, además, aumentan el riesgo de sangrados, sobre todo en personas que usan anticoagulantes.

En dosis muy elevadas puede haber náusea, diarrea, debilidad muscular y agotamiento.

Deficiencia de vitamina E

La deficiencia de vitamina E es poco común en los humanos. Generalmente ocurre en personas con enfermedades hereditarias o que han desarrollado enfermedades que afectan la absorción de esta vitamina, como el síndrome del intestino corto, la fibrosis cística, entre otras.

Así mismo, puede ocurrir en personas que por algún motivo no pueden ingerir grasas en su alimentación o que tienen enfermedades raras que afectan el metabolismo de las grasas.

Los principales síntomas de deficiencia de vitamina E son: alteraciones en el sistema inmunológico, adormecimiento, temblores, dificultad para caminar, debilidad muscular y trastornos de la vista.

Para saber más sobre la vitamina E, consulte a su médico.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados