Vasectomía

Vasectomía: en qué consiste y efectos secundarios

¿En qué consiste la vasectomía?

La vasectomía es una cirugía que tiene como propósito volver estéril al hombre, a través de la interrupción del canal que lleva los espermatozoides del testículo al pene. Se trata de un procedimiento quirúrgico simple, realizado con anestesia local y con una duración de aproximadamente 20 minutos.

La cirugía de la vasectomía funciona de la siguiente manera:

  1. Después de la asepsia de la zona, se realiza una pequeña infiltración con anestésico y se ha ce una incisión de aproximadamente 5 mm en la piel;
  2. El ducto deferente (canal que lleva los espermatozoides hasta la uretra) es expuesto y se corta un segmento de entre 1 y 2 cm de longitud;
  3. Se unen los extremos resultantes por medio de un hilo sintético que no será absorbido por el organismo y, posteriormente, se hace una cauterización y se coloca el conducto ya bloqueado de vuelta en su lugar;
  4. Se sutura la piel con un punto quirúrgico y se realiza un curativo.

El mayor malestar que puede sentir el hombre durante la operación es cuando el médico aísla los ductos deferentes con los dedos. El paciente puede volver a casa justo después de procedimiento.

Después de algún tiempo, las células que producen los espermatozoides entran en hibernación y se detiene la producción. Los espermatozoides acumulados son absorbidos y la producción solamente se reiniciará si se revierte la vasectomía, dependiendo también del tiempo que las células permanezcan vivas.

La vasectomía es recomendada para hombres con más de 25 años o que tengan por lo menos 2 hijos, además de casos en los que el embarazo pueda poner en riesgo la vida de la mujer.

¿La vasectomía es reversible?

La vasectomía puede revertirse, aunque el éxito de esta cirugía depende de cada caso y puede variar. Por ejemplo, la probabilidad de éxito en hombres que se sometieron a la vasectomía hace más de 5 años son mucho menores que en casos en los que la cirugía ocurrió en los últimos 2 años.

Otro punto a destacar es que la cirugía de reversión es mucho más delicada que la propia vasectomía. Por ello, se debe pensar en la vasectomía como un método anticonceptivo irreversible, que debe emplearse únicamente cuando el hombre esté psicológicamente preparado para ello.

El urólogo es el encargado de realizar esta cirugía y puede ayudar al hombre a aclarar sus dudas sobre este procedimiento.

Efectos secundarios

La vasectomía tiene pocos efectos colaterales, entre ellos, un mayor riesgo de epididimitis/orquitis (hinchazón y dolor en los testículos o epidídimos), que generalmente ocurre en el primer año después de la cirugía, aunque suele desaparecer en una semana con la aplicación de compresas calientes. Ocasionalmente, puede ser tratada con antibióticos.

Es probable que, después de la vasectomía, el paciente sienta dolor por algunos días. Por ello, se recomienda que permanezca en reposo por un día como mínimo y una semana como máximo.

No hay evidencia de que la vasectomía interfiera con:

  • El desempeño sexual, causando impotencia;
  • La libido;
  • El aumento de peso;
  • Las características del esperma (volumen, olor, aspecto);
  • El aspecto del pene y de los testículos.

El urólogo podrá orientarlo sobre la vasectomía y sus efectos.

Última actualización el 11 de Septiembre de 2018 a las 08:48 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados