Vaginitis: qué es, casusas y tratamiento

¿Qué es la vaginitis?

La vaginitis (también conocida como colpitis) es una inflamación de la mucosa que recubre el cuello del útero y las paredes internas de la vagina. Puede ser asintomática (sin síntomas) o manifestar flujo vaginal, mal olor, picazón y ardor.

¿Cuáles con las causas?

Las causas son:

Estos microrganismos son muchas veces transmitidos a través de relaciones sexuales sin preservativo.

Clasificación

De acuerdo con sus síntomas y síntomas, la vaginitis puede ser:

  • Vaginitis difusa: puntos rojos finos que cubren toda la mucosa vaginal y el cuello uterino. Cuanto mayor es la cantidad de puntos, más intensa y más grave es la infección;
  • Vaginitis focal: pequeñas áreas rojas redondas u ovalares, separadas del resto de la mucosa, normalmente asociadas a la vaginitis difusa;
  • Vaginitis aguda: puntos rojos con mucosa hinchada;
  • Vaginitis crónica: se caracteriza por la aparición de puntos blancos junto a los rojos;
  • Vaginitis por tricomonas: es una vaginitis difusa caracterizada por contenido vaginal verdoso con ampollas gaseosas;
  • Vaginitis por Candida: vaginitis difusa y presencia de placas blancas.

De no tratarse correctamente, esta condición puede causar endometriosis, enfermedad pélvica inflamatoria, dolor pélvico, infertilidad, embarazo ectópico o problemas fetales cuando ocurre durante el embarazo.

La vaginitis es diagnosticada por medio de un examen clínico o por el examen de Papanicolau, al cual se deben someter todas las mujeres que lleven una vida sexual activa. Si usted presenta algún síntoma, acuda con su ginecólogo o médico familiar para ser evaluada.

¿Hay cura? ¿En qué consiste el tratamiento?

La vaginitis es curable. El tratamiento depende del agente que ha causado la inflamación. Generalmente consiste en el uso de cremas vaginales que contienen antibióticos, usadas durante una o dos semanas, sin interrupción.

Se recomienda que la mujer no mantenga relaciones sexuales durante el tratamiento, ya que la fricción del pene con el cuello del útero puede agravar el problema.

En algunos casos, el tratamiento incluye el uso de antibióticos orales que deben ser tomados tanto por la mujer como por su pareja, ya que es una enfermedad de transmisión sexual. Si no se trata a ambos, la mujer puede adquirir otras infecciones después del tratamiento.

En otros casos, cuando la mujer no presenta síntomas, el médico decidirá si el medicamento es necesario, pues existe la posibilidad de que la enfermedad se resuelva por sí sola.

Recuerde no automedicarse y seguir las indicaciones del médico, pues cada tipo de vaginitis tiene un tratamiento diferente.

Última actualización el 26 de Abril de 2018 a las 06:14 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados