Vacuna de la influenza: ¿quién puede y no puede recibirla?

Todas las personas mayores de 6 meses pueden recibir la vacuna contra la influenza (gripe). No obstante, los individuos alérgicos a la proteína del huevo no pueden recibir esta vacuna, debido a que se usa en la fabricación de la vacuna.

Las personas que han tenido reacciones adversas a dosis anteriores de esta vacuna o son alérgicas a alguno de sus componentes, deben consultar a un médico para evaluar los riesgos y beneficios de vacunarse.

A pesar de que prácticamente todas las personas pueden recibir la vacuna contra la influenza (salvo a las excepciones previamente mencionadas), hay ciertos grupos de riesgo que tienen preferencia en las campañas de vacunación.

Estos grupos, determinados por la OMS, tienen un riesgo mayor de contraer la forma más grave de la influenza, que puede tornarse en neumonía e incluso provocar la muerte. Se incluyen:

  • Niños con más de 6 meses y menos de 5 años;
  • Individuos de más de 60 años;
  • Trabajadores de la salud;
  • Indígenas;
  • Embarazadas;
  • Puérperas (mujeres en los 45 días posteriores al parto);
  • Trabajadores del sistema penitenciario;
  • Pacientes portadores de enfermedades crónicas no transmisibles o con condiciones clínicas especiales (problemas respiratorios, cardiacos, renales, hepáticos y neurológicos, diabetes, obesidad, defensas bajas).

El objetivo de la vacuna de la influenza es evitar los casos graves y las muertes, no eliminar la transmisión del virus. De ahí que vacunar a los grupos más vulnerables sea la prioridad.

La mayoría de los casos de gripe son leves y se resuelven espontáneamente, sin secuelas ni mayores problemas. Sin embargo, en los grupos de riesgo, el cuadro puede complicarse y transformarse en enfermedades más graves, como neumonía bacteriana.

El médico familiar o general podrá aclarar las dudas y orientar al paciente sobre la necesidad de recibir la vacuna contra la influenza.

Última actualización el 3 de Mayo de 2018 a las 10:44 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados