Trombofilia: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es?

La trombofilia es una predisposición a desarrollar trombosis, causada por defectos en la coagulación de la sangre que favorecen la formación de coágulos (trombos).

La trombofilia puede ser heredada o adquirida. En el primer caso las causas son genéticas, mientras que en el segundo se trata de una consecuencia de otras condiciones clínicas, como:

  • Enfermedades (cáncer, síndrome de antifoslípidos);

  • Inmobilización prolongada;

  • Uso de medicamentos (terapia de reposición hormonal, anticonceptivos orales, heparina);

  • Embarazo;

  • Puerperio (periodo de 45días después del parto).

¿Cuáles son los síntomas?

El principal síntoma de la trombofilia es la trombosis venosa profunda, que ocurre principalmente en los miembros inferiores y provoca los siguientes síntomas:

  • inchazón, generalmente en una sola pierna;

  • Dolor en la pierna al caminar, estar de pie o en reposo;

  • Aumento de la temperatura local;

  • Dilatación de las venas superficiales;

  • Piel azulada en el área hinchada;

  • Dolor y adormecimiento en el trayecto de la vena con sospecha de coágulo.

¿Cuáles son las complicaciones?

La trombofilia puede provocar:

  • Trombosis venosa profunda y superficial;

  • Accidente vascular cerebral;

  • Embolia pulmonar, que puede ser fatal;

  • Complicaciones en el embarazo (retraso en el crecimiento fetal, aborto, pérdida del feto, inicio precoz de preeclampsia grave, desprendimiento de la placenta).

¿En qué consiste el tratamiento de la trombofilia?

El tratamiento de la trombofilia consiste en medicamentos anticoagulantes, que “adelgazan” la sangre (disminuyen su viscocidad), para evitar la formación de coágulos en la sangre y, consecuentemente, prevenir la formación de trombos.

Los medicamentos más usados son la heparina (vía intravenosa), heparina de bajo peso molecular (inyecciones debajo de la piel) y warfarina (vía oral).

En el caso de la trombofilia adquirida, el tratamiento debe incidir también sobre la causa del problema.

Durante el tratamiento se realizan exámenes de sangre para evaluar si los anticoagulantes están teniendo el efecto deseado.

El diagnóstico y el tratamiento de la trombofilia son la responsabilidad del angiólogo o hematólogo.

Última actualización el 4 de Mayo de 2018 a las 07:37 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados