¿Cómo tratar la rozadura en bebés?

La rozadura es una inflamación cutánea causada por la fricción de la piel con las heces y orina, que causa enrojecimiento e hinchazón en la piel, que a largo plazo puede ocasionar ampollas y heridas, causando incomodidad en el bebé.

Para prevenir las rozaduras, la primera medida es cambiar frecuentemente el pañal del bebé. Lo ideal es usar agua y jabón neutro para lavar al bebé. Puede usarse también algodón con agua tibia para limpiar. Se debe cambiar el pañal siempre que haya orina o heces.

Puede ser necesario aplicar pomadas para formar una barrera entre la piel del bebé y el pañal, reduciendo la fricción y previniendo las rozaduras. Existen diferentes opciones disponibles. También se recomienda dejar los glúteos del bebé ventilados por un tiempo, aunque sea corto, para que la piel se seque y se prepare para recibir el nuevo pañal.

En casos en los que ya hay rozadura, limpie bien la región y aplique compresas con agua tibia por 15 minutos tres veces al día. Aplique la pomada que evita el contacto de la orina y heces con la piel del bebé. Si la rozadura no mejora en 24 horas, incluso después de aplicar la pomada, es mejor hablar con el pediatra/

Precaución: cuando la irritación es intensa o hay ampollas, pus y heridas, se recomienda consultar al pediatra inmediatamente. Cuando las lesiones han sido provocadas por hongos o bacterias, puede ser necesario usar un antimicótico o incluso un antibiótico. Solamente el médico podrá realizar el diagnóstico y prescribir el tratamiento.

Última actualización el 19 de Abril de 2018 a las 08:38 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados