¿En qué consiste el tratamiento de los quistes sebáceos?

Los quistes sebáceos son tratados por medio de cirugía, la cual consiste en la remoción del quiste y de su cápsula. Cuando la cápsula o un fragmento de esta permanece en el cuerpo, el quiste puede volver, por lo que es muy importante extraer el quiste junto con su cápsula. Después de la cirugía, la piel es suturada.

Dependiendo del tamaño, tipo y localización del quiste sebáceo, el tratamiento puede realizarse a través de una única incisión, con drenaje del contenido del quiste y destrucción de su cápsula con productos cáusticos. En sin embargo, los quistes sebáceos no suelen requerir de tratamiento, el cual se limita a casos con infección, inflamación o aquellos en los que el quiste causa un problema estético.

Los quistes infectados normalmente son tratados por medio de drenaje y remoción de la cápsula. El médico podrá prescribir antibióticos y antiinflamatorios, de acuerdo con cada caso.

Cuando el quiste tiene mide menos de 1 cm, el tratamiento puede realizarse aplicando compresas calientes durante 15 a 30 minutos, 2 veces al día, durante 10 días. Así, el quiste tiende a disminuir gradualmente hasta desaparecer, aunque en algunos casos puede volver. Este método transforma el contenido del quiste en un fluido que es reabsorbido por el organismo con mayor facilidad.

Cabe recordar que los quistes sebáceos nunca deben ser exprimidos, ya que su cápsula puede romperse y provocar una infección, además de abrir más espacio para que el quiste siga creciendo.

El tratamiento del quiste sebáceo es responsabilidad del dermatólogo.

Última actualización el 11 de Mayo de 2018 a las 04:58 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados