VIH: transmisión, diagnóstico y tratamiento

¿Cómo se transmite el VIH?

El VIH puede transmitirse a través de:

  • Relaciones sexuales desprotegidas con una persona infectada con VIH;
  • Transfusión de sangre contaninada con el virus;
  • De la madre al bebé durante el embarazo, parto o postparto;
  • Intercambio de agujas o navajas contaminadas;
  • Accidentes de trabajo con material cortante contaminado.

El VIH es un virus que afecta el sistema inmunológico, pudiendo causar SIDA (síndrome de la inmunodeficiencia adquirida). No todas las personas con el VIH desarrollarán SIDA. Esto puede ser controlado por medio de tratamiento.

El VIH se puede prevenir por medio de:

  • Uso de preservativos en todas las relaciones sexuales;
  • Cuidados prenatales;
  • Uso de jeringas y navajas desechables;
  • Uso de equipo de protección en ambientes de trabajo.

El virus VIH no se trasmite por medio de:

  • Cubiertos o platos;
  • Picaduras de insecto;
  • Abrazo o apretón de manos;
  • Compartir el sanitario;
  • Piscina;
  • Playa;
  • Donación de sangre;
  • Beso;
  • Masturbación.

Diagnóstico: Cómo saber si tengo VIH

El VIH se diagnostica a partir del resultado del examen de sangre específico.

Hay varios tipos de pruebas disponibles: pruebas de detección, pruebas confirmatorias, etc. En estas pruebas, se toma una muestra de sangre del paciente en un laboratorio. El resultado se obtiene en aproximadamente 4 horas.

Estas pruebas rápidas han ganado popularidad por la facilidad en su realización, accesibilidad y rapidez de la obtención de los resultados, que puede llegar a tomar menos de media hora. Pueden realizarse a partir de una gota de sangre extraída del dedo de la persona o a partir de la saliva captada por un dispositivo. Las pruebas rápidas pueden realizarse en unidades móviles o en centros de salud como clínicas y hospitales.

A pesar de ser raro en la actualidad, el diagnóstico puede fallar y, en algunos casos, puede ser necesario repetir las pruebas para confirmar la presencia del virus. Otra cosa que debe considerarse es la cuestión de la ventana inmunológica, que es el periodo en el cual el virus está presente en la persona, pero aún no ha habido una respuesta del sistema inmunológico capaz de ser detectada en los análisis.

Para saber más sobre las pruebas disponibles en su país, acuda a un centro de salud.

Tratamiento del VIH

El tratamiento del VIH consiste en el uso de medicamentos antirretrovirales en forma de pastillas que la persona toma diariamente, también conocidas como terapia antirretroviral. La dosis depende del tipo de medicamento elegido.

El objetivo del tratamiento es aumentar la esperanza de vida de los portadores del VIH impidiendo la multiplicación del virus en el organismo y mejorando el sistema inmunológico de la persona. El VIH/SIDA aún no tiene cura, aunque con el uso correcto del tratamiento, el paciente puede llevar una buena vida.

Durante el tratamiento, la persona recibe seguimiento por parte de un equipo médico y será sometido a exámenes frecuentes para evaluar la respuesta de su sistema inmunológico, así como para monitorear el avance del virus.

En algunos casos, los pacientes en tratamiento pueden presentar algunas complicaciones, como el aumento del colesterol y de la glucosa. Estas complicaciones son tratadas de acuerdo con las necesidades de cada paciente.

Además, cuando las defensas están bajas, pueden aparecer infecciones oportunistas, como el herpes y la toxoplasmosis, para las cuales se debe llevar a cabo un tratamiento preventivo.

Última actualización el 27 de Septiembre de 2018 a las 06:20 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados