Cómo se contagia la rabia

¿Cómo se transmite la rabia?

La rabia se transmite a través de la saliva de un animal infectado. La rabia humana se transmite principalmente por la mordida de un animal rabioso, que introduce el virus que causa la enfermedad.

La rabia también puede ser transmitida en casos de contacto directo de la saliva del animal con los ojos, mucosa o heridas, así como lamidas o rasguños de animales enfermos.

Cualquier mamífero puede trasmitir la rabia; sin embargo, los principales transmisores son los perros y gatos domésticos. El virus también se encuentra diseminado entre perros salvajes, zorros, lobos, coyotes, gatos salvajes y murciélagos.

¿Qué hacer si he sido mordido por un animal rabioso?

Lo primero que hay que hacer tras ser mordido por un animal que puede transmitir rabia es lavar la herida con agua abundante y jabón y acudir a un hospital lo más rápido posible para recibir el tratamiento profiláctico.

Un médico o enfermero deberá evaluar el caso e indicar la aplicación de la vacuna antirrábica. Las demás dosis de la vacuna deben ser administradas 3, 7, 14 y 28 días después de la primera dosis. El tratamiento profiláctico de la rabia no debe ser interrumpido nunca.

De ser posible, el animal debe mantenerse en observación durante 10 días para verificar si presenta la enfermedad o muere. Si el animal presenta señales de rabia, debe ser sacrificado.

¿Cuáles son los síntomas de la rabia?

  • Malestar;
  • Ligero aumento de la temperatura corporal;
  • Pérdida del apetito;
  • Dolor de cabeza;
  • Nauseas;
  • Dolor de garganta;
  • Irritabilidad;
  • Inquietud;
  • Sensación de angustia.

Puede haber, además, alteraciones de la sensibilidad de los nervios cercanos a la mordida y cambios de comportamiento. A medida que la enfermedad avanza, surgen otros síntomas, como:

Los espasmos musculares pueden llegar a convertirse en parálisis, causando alteraciones cardiorrespiratorias, retención urinaria y estreñimiento.

La víctima permanece consciente, con periodos de alucinaciones, hasta entrar en coma y morir. La evolución de la rabia es rápida, llevando a la muerte en tan solo 5 – 7 días.

¿Cómo prevenir la rabia?

La prevención de la rabia se realiza a través de la vacunación anual de perros y gatos, además de cuidados como:

  • No acercarse a perros y gatos extraños;
  • No tocar ni acariciar a los animales mientras duermen o comen;
  • Nunca tocar a los animales silvestres (zorros, lobos, murciélagos), sobre todo cuando el animal está caído o se encuentra en situaciones poco comunes.

El médico responsable de tratar la rabia es el infectólogo.

Última actualización el 22 de Agosto de 2018 a las 06:13 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados