¿Existen tipos de sangre incompatibles?

Sí, existen tipos de sangre incompatibles, especialmente cuando se trata de transfusiones sanguíneas, aunque también en el embarazo.

Tipos de sangre incompatibles: transfusiones

Los tipos sanguíneos se determinan por la presencia de antígenos presentes en los glóbulos rojos. Los antígenos considerados más importantes son el sistema ABO y el sistema Rh. De acuerdo con el sistema ABO, existen los tipos: A, B, AB y O. El sistema Th divide los tipos de sangre en Rh positivo y Rh negativa.

Los individuos con sangre A pueden recibir transfusiones de sangre A u O; aquellos con sangre B, transfusiones de B u O; aquellos con sangre AB puede recibir transfusiones de cualquier tipo sanguíneo y aquellos con sangre O solamente pueden recibir sangre de su mismo tipo. En otras palabras, el tipo AB es el receptor universal y el tipo O el donador universal.

Los individuos con sangre Rh negativo solamente pueden recibir transfusiones de Rh negativo (o de Rh positivo, aunque solamente una vez, ya que después habrá producción de anticuerpos. Los individuos con Rh positivo, en cambio, pueden recibir transfusiones de Rh positivo o negativo. Por lo tanto, complementando la información del párrafo anterior, el donador universal es el tipo O negativo, mientras que el receptor universal es el AB positivo.

Tipos de sangre incompatibles: embarazo

Además de la importancia de los tipos de sangre para las transfusiones, es importante también tener presente los tipos de sangre de los padres en el embarazo, ya que puede ocurrir una enfermedad llamada eritroblastosis fetal, o enfermedad hemolítica del recién nacido. Esta enfermedad puede ocurrir en parejas con Rh discordante, es decir, la mujer es Rh negativo y el hombre Rh positivo. En estos casos, hay un 75% de probabilidad de que el bebé sea Rh positivo.

Después del primer parto de un feto Rh positivo, o de una transfusión accidental de sangre Rh positivo, la sangre de la madre crea anticuerpos anti-Rh+. Durante el segundo embarazo, estos anticuerpos pueden atravesar la placenta y provocar la hemólisis de sangre en el bebé.

Hoy en día existe un tratamiento para esta condición, y las madres Rh-negativas con Coombs Rh negativo deben recibir inmunoglobulina anti-D (RhoGAM®) algunas semanas antes del parto o en las primeras 72 horas después del parto, para impedir la formación de anticuerpos que podrían crear complicaciones en los siguientes embarazos.

La prueba del tipo de sangre (ABO y Rh) y la prueba de Coombs indirecto son algunos de los exámenes que se realizan como parte de los cuidados prenatales.

Para más información, consulte a su obstetra o médico general.

Última actualización el 13 de Abril de 2018 a las 10:35 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados