¿Cómo tratar una quemadura?

El tratamiento de las quemaduras depende del tipo de quemadura, es decir, de si es de primero, segundo o tercer grado, de acuerdo con su profundidad.

Cómo tratar una quemadura de primer grado

  • Aplicar compresas frías en las primeras horas después del accidente;
  • No colocar pasta dental o mantequilla;
  • Mantener la quemadura hidratada aplicando aceite mineral o vaselina líquida;
  • Tomar analgésicos si es necesario;
  • Usar protector solar regularmente.

La quemadura de primer grado normalmente es provocada por el sol y afecta solamente la capa más superficial de la piel (epidermis).

Cómo tratar una quemadura de segundo grado superficial

  • Las ampollas deben ser drenadas, de preferencia por un médico, pero no deben ser removidas, ya que son un curativo natural;
  • Posteriormente, se realizan curativos con sulfadiazina de plata o nitrato de cerio y se limpia la parte afectada con agua y clorhexidina;
  • Una vez que la quemadura cicatrice, se debe usar protector solar para evitar la aparición de manchas.

La quemadura de segundo grado afecta también la dermis (capa debajo de la epidermis), provocando dolor, enrojecimiento y ampollas. Cuando es superficial, la base de las ampollas causa dolor y tiene un color rosado.

Cómo tratar una quemadura de segundo grado profunda y de tercer grado

  • En la mayoría de los casos es necesario internar al paciente debido a las manifestaciones sistémicas comunes en estas situaciones, como desequilibrio de los niveles de sodio, potasio y calcio, así como deshidratación; también se debe retirar los tejidos muertos y partículas ajenas al cuerpo de la herida o realizar un injerto;
  • Recibir la vacuna contra el tétano;
  • Ingerir muchos líquidos;
  • Mantener los miembros afectados elevados para aliviar el dolor y el edema (hinchazón);
  • Cuando las quemaduras ocurren en el rostro, manos, pies o genitales, o se trata de una quemadura eléctrica o de las vías respiratorias superiores, la persona debe ser llevada inmediatamente a un hospital.

En la quemadura de segundo grado profunda, las ampollas tienen una base blanca, seca y sin dolor. La quemadura de tercer grado afecta todas las capas de la piel, pudiendo llegar al hueso. Provoca poco dolor debido a la destrucción de las terminaciones nerviosas de la piel, que queda como una capa blanca blanquizca o ennegrecida, seca y arrugada.

El dermatólogo es el médico responsable del tratamiento de las quemaduras.

Última actualización el 22 de Abril de 2018 a las 04:49 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados