Nivel de leucocitos alto, ¿puede indicar una infección grave?

El nivel de leucocitos alto en la sangre o leucocitosis puede indicar una infección, pero no necesariamente.

Los leucocitos son células que protegen nuestro cuerpo contra agentes externos, como microorganismos que pueden provocar infecciones y sustancias que causan alergias. Estas células de protección son también conocidos como los glóbulos blancos de la sangre y se dividen en cinco categorías: eosinófilos, basófilos, neutrófilos, linfocitos y monocitos. Cada uno desempeña una función diferente en el sistema inmune. Continuar leyendo →

¿Cómo se trata el impétigo?

El tratamiento del impétigo bulloso y no bulloso se realiza con higiene local, aplicación de pomada con antibióticos y, en casos necesarios, antibióticos orales.

Cuando el impétigo está localizado, la higiene y el tratamiento con pomadas o cremas suelen ser suficientes. Los casos de impétigo extenso necesitan antibióticos orales. Continuar leyendo →

Rabia: síntomas y cómo se transmite

Cómo se transmite la rabia

La rabia se transmite a través de la saliva de un animal infectado. La rabia humana se transmite principalmente por la mordida de un animal rabioso, que introduce el virus que causa la enfermedad.

La rabia también puede ser transmitida en casos de contacto directo de la saliva del animal con los ojos, mucosa o heridas, así como lamidas o rasguños de animales enfermos.

Cualquier mamífero puede trasmitir la rabia; sin embargo, los principales transmisores son los perros y gatos domésticos. El virus también se encuentra diseminado entre perros salvajes, zorros, lobos, coyotes, gatos salvajes y murciélagos.

Signos y síntomas

Los primeros síntomas del virus de la rabia en humanos surgen después de un periodo de incubación que varía entre 20 y 60 días. Estos son:

  • Malestar;
  • Fiebre baja;
  • Falta de apetito;
  • Dolores de cabeza;
  • Mareo;
  • Dolor de garganta;
  • Alteraciones de la sensibilidad en el área afectada, como picazón, hormigueo, escalofríos y ardor;
  • Salivación abundante debido al dolor y dificultar para deglutir.

Conforme la infección avanza, surgen otros síntomas que afectan el sistema nervioso central, como:

  • Ansiedad;
  • Agitación;
  • Irritabilidad;
  • Sensación de angustia;
  • Delirios;
  • Alteraciones del comportamiento;
  • Espasmos musculares.

Al tentar beber, los espasmos del músculo de la deglución provocan una expulsión violenta de los líquidos.

Los espasmos musculares se vuelven parálisis, causando alteraciones cardiorrespiratorias, retención de orina y estreñimiento.

Estos espasmos también son desencadenados por la visión, olor y sonidos de líquidos siendo derramados, por ejemplo. De ahí que la rabia sea también conocida como hidrofobia.

Durante la manifestación de los síntomas, el paciente permanece consciente, con periodos de alucinaciones, hasta entrar en coma y morir por paro cardiaco o muerte cerebral.

¿Cuáles son los síntomas de la rabia canina?

Inicialmente, los peros rabiosos manifiestan los siguientes síntomas:

  • Alteraciones del comportamiento;
  • Preferencia por los lugares oscuros;
  • Agitación sin razón aparente;
  • Sustos ante el menor estímulo;
  • Disminución o pérdida del apetito;
  • Irritación en el área de la mordida.

Después de un periodo de 1 a 3 días, el perro se vuelve agresivo, pudiendo morder objetos, a otros animales o incluso a su dueño. Es común que el perro se muerda a si mismo, causándose heridas graves.

Las parálisis de los músculos de la deglución impiden al animal tragar saliva, por lo que empieza a babear sin control.

También puede haber parálisis de las patas traseras y cambios en el ladrido del perro, volviéndose más ronco.

Los perros o cualquier otro animal con rabia deben ser sacrificados.

Qué hacer si he sido mordido por un animal rabioso

Lo primero que hay que hacer tras ser mordido por un animal que puede transmitir rabia es lavar la herida con agua abundante y jabón y acudir a un hospital lo más rápido posible para recibir el tratamiento profiláctico.

Un médico o enfermero deberá evaluar el caso e indicar la aplicación de la vacuna antirrábica. Las demás dosis de la vacuna deben ser administradas 3, 7, 14 y 28 días después de la primera dosis. El tratamiento profiláctico de la rabia no debe ser interrumpido nunca.

De ser posible, el animal debe mantenerse en observación durante 10 días para verificar si presenta la enfermedad o muere. Si el animal presenta señales de rabia, debe ser sacrificado.

Cómo prevenir la rabia

La prevención de la rabia se realiza a través de la vacunación anual de perros y gatos, además de cuidados como:

  • No acercarse a perros y gatos extraños;
  • No tocar ni acariciar a los animales mientras duermen o comen;
  • Nunca tocar a los animales silvestres (zorros, lobos, murciélagos), sobre todo cuando el animal está caído o se encuentra en situaciones poco comunes.

El médico responsable de tratar la rabia es el infectólogo.

¿Cómo tratar la inflamación de garganta?

El tratamiento de la garganta inflamada consiste en el uso de medicamentos antiinflamatorios cuando la inflamación es provocada por virus, o antibióticos, en el caso de infecciones bacterianas. En ambos casos, los medicamentos deben ser recetados por el médico. Continuar leyendo →

Bastones altos en el hemograma: ¿Qué puede ser?

Un nivel elevado de bastones en el hemograma puede ser señal de una infección bacteriana aguda. Los bastones son neutrófilos (un tipo de glóbulo blanco) inmaduras. Por lo tanto, cuando los niveles están altos, significa que el organismo está pidiendo más neutrófilos a la médula ósea, donde son producidos. El resultado es un aumento de la cantidad de neutrófilos jóvenes (bastones) en la sangre. Continuar leyendo →

Los puntos de la cesárea están inflamados. ¿Qué hacer?

Si los puntos de la cesárea se han inflamado, debe acudir al obstetra inmediatamente. Las inflamaciones de los puntos de la cesárea pueden deberse a alguna infección, que puede empeorar rápidamente si no es debidamente tratada.

Si los puntos estuvieran, en efecto, infectados, probablemente tenga usted que tomar antibióticos. Dependiendo de la situación, puede ser incluso necesario drenar alguna herida infectada en la zona de la cesárea. Continuar leyendo →

¿Cómo debe ser la dieta de alguien infectado por H. pylori?

La dieta para quien está siendo tratado por H. pylori debe contener una selección de alimentos limitados, con 5 o 6 comidas por día, libre de alimentos irritantes y que estimulan la secreción del jugo gástrico. También es importante seguir algunos cuidados en cuando a la procedencia y limpieza de los alimentos, ya que el H. pylori puede adquirirse por falta de condiciones de higiene. Continuar leyendo →

Hiperplasia linfoide reactiva: qué es y cómo se trata

¿Qué es hiperplasia linfoide reactiva?

La hiperplasia linfoide reactiva se refiere al aumento del número de linfocitos (glóbulos blancos), que son las células de defensa que forman parte del sistema inmunológico. Este tipo de hiperplasia ocurre como reacción a microorganismos invasores (bacterias, virus) o el crecimiento anormal de algún tejido en el cuerpo. Continuar leyendo →