Tengo escalofríos constantes. ¿Qué puede causarlo?

Sentir escalofríos constantes no es normal, ya que los escalofríos por lo general son síntomas de enfermedades infecciosas y pueden estar asociados a la fiebre. Los temblores que caracterizan los escalofríos pueden estar presentes en las infecciones gastrointestinales y urinarias, gripes, meningitis, malaria, neumonía, entre otras enfermedades causadas por bacterias y virus. Leer más →

Congestión nasal: causas y tratamiento

¿Qué ocasiona la congestión nasal?

La congestión nasal puede tener diferentes causas, como gripe, resfriados y sinusitis, o por trastornos estructurales, por ejemplo, o desvío del septum o presencia de pólipos en la nariz.

Cuando es causada por una infección viral, el malestar el pasajero. Sin embargo, en algunos casos, el síntoma puede volverse persistente, como en las rinitis alérgicas o cuando hay una barrea anatómica que impide el paso del aire. Leer más →

¿Cuál es la diferencia entre gripe y resfriado?

Dos de las principales diferencias entre una gripe y un resfriado son la fiebre y el estado general del paciente. El resfriado no suele causar fiebre (excepto en niños pequeños), mientras que la gripe normalmente causa más de 38℃.

En la gripe, la condición del paciente es peor, con dolor de cabeza y, frecuentemente, dolores musculares y articulares, mientras que el resfriado causa coriza, tos y estornudos, con malestar moderado. Leer más →

Gripe: qué es, signos y síntomas

¿Qué es la gripe?

La gripe es una enfermedad aguda que afecta las vías respiratorias causada por el virus Influenza. La gripe puede ocurrir en cualquier periodo del año, aunque es más frecuente entre abril y octubre, principalmente en las regiones en las que las condiciones climáticas están más definidas.

Leer más →

Sabor a sangre y dolor de cabeza. ¿Qué puede ser?

Desde hace dos días, cuando respiro, siento un sabor a sangre en la boca. No me he golpeado ni nada, pero mi cabeza duele un poco, pero sin incomodarme. ¿Qué puede ser?

Respuesta

El sabor a sangre y el dolor de cabeza puede ser sinusitis, rinitis o amigdalitis o bien un resfriado o gripe en su fase inicial. Es importante observar también la presencia de otros síntomas. En el caso de estas enfermedades, puede haber también: Leer más →

¿Cuánto tiempo puede durar una gripe?

Una gripe puede durar entre 7 y 10 días, si bien algunos síntomas, como l tos, pueden persistir por más de 2 semanas. La fiebre es el principal síntoma de la gripe y dura cerca de 3 días.

El resfriado, por su parte, puede durar entre 2 y 4 días e manifiesta síntomas semejantes a los de la gripe. Sin embargo, son menos severos y duran menos. Leer más →

¿La otitis puede volverse meningitis?

Sí, la otitis puede causar meningitis debido a la cercanía entre el oído y la meninge, que es la membrana que recubre el cerebro, la médula espinal y el sistema nervioso central. De ahí la importancia de que la otitis sea diagnosticada y tratada rápidamente, sobre todo en niños de hasta dos años de edad, para que la infección no se extienda y provoque cuadros más graves, como meningitis. Leer más →

Sinusitis: qué es, causas y tratamiento

¿Qué es?

La sinusitis es la inflamación de la mucosa que recubre los senos paranasales, que son cavidades óseas localizadas alrededor de la nariz y detrás de los pómulos y ojos.

La sinusitis puede ser causada por virus, bacterias, hongos, alergias o procesos irritativos. Se clasifica en dos tipos: Leer más →

Tratamiento para la gripe

¿Cómo tratar la gripe?

En la mayoría de los casos, no es necesario un tratamiento específico para la gripe. Al ser una enfermedad autolimitada, el uso de analgésicos, antitérmicos, reposo e hidratación es suficiente en la mayoría de los casos. Leer más →

¿Existen enfermedades con síntomas parecidos al VIH?

Sí, existen muchas enfermedades virales son síntomas parecidos a los de la infección aguda por VIH, como la gripe, mononucleosis, infecciones de garganta, entre otras.

Cuando se presentan, los síntomas iniciales del VIH pueden incluir: fiebre, cansancio, bultos en el cuello, detrás de la oreja y en las axilas, dolor de garganta, pérdida de peso, dolores musculares, dolor de cabeza, náuseas, diarrea, pérdida del apatito y manchas rojas en la piel. Leer más →

Sinusitis crónica

Sinusitis crónica: síntomas y tratamiento

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la sinusitis crónica incluyen dolor facial, dolor de cabeza, parálisis facial, congestión nasal, disminución del olfato, tos (generalmente empeora durante la noche), estornudos, hinchazón y dolor alrededor de los ojos, oído tapado y mal aliento. Son los mismos síntomas de la sinusitis aguda, pero más leves y persistentes.

Cuando los síntomas persisten por más de 12 semanas, incluso con tratamiento, se clasifica como sinusitis crónica. Leer más →

Sinusitis es contagiosa

¿La sinusitis es contagiosa?

No, la sinusitis no es contagiosa y no se transmite de persona a persona. Aunque las gripes y resfriados son contagiosos y pueden causar sinusitis, esta no es transmisible.

¿Qué es la sinusitis?

La sinusitis es una inflamación de la mucosa que recubre los senos paranasales (cavidades óseas localizadas alrededor de la nariz y detrás de los pómulos y de los ojos). Leer más →

¿Qué es la gripe porcina?

¿Qué es la gripe porcina?

La gripe porcina es una enfermedad respiratoria causada por el virus influenza A H1N1. Esta gripe generalmente ocurre en puercos; sin embargo, el virus ha sufrido una mutación y ha pasado a infectar también a humanos. A pesar de que los síntomas son parecidos a los de la gripe común, la gripe porcina puede provocar graves complicaciones respiratorias y llevar a la muerte.

El virus A H1N1 es el resultado de una combinación genética de los virus de la gripe humana, gripe de las aves y gripe porcina. Estos tres virus infectaron a puercos al mismo tiempo y sus materiales genéticos se «mezclaron», dando origen así al virus Influenza A H1N1.

Es importante recordar que la transmisión de esta enfermedad no ocurre por el consumo de carne de puerco. Así como la gripe común, la gripe porcina es transmitida a través de gotitas de saliva o secreciones respiratorias expulsadas por las personas infectadas al hablar, toser o estornudar.

La transmisión también ocurre a través del contacto con superficies contaminadas, ya que el virus de la gripe porcina puede sobrevivir hasta 8 horas fuera del cuerpo. De ahí la importancia de lavarse las manos frecuentemente para disminuir las probabilidades de infección.

Signos y síntomas

Los síntomas de la gripe porcina son semejantes a los de la gripe común y surgen después de un periodo de incubación de 3 a 7 días tras la contaminación con el virus H1N1. Los síntomas pueden incluir fiebre alta que se presenta de manera súbita, tos seca y continua, fuertes dolores de cuerpo, dolor de cabeza intenso, dolor de garganta, ardor intenso en los ojos, escalofríos frecuentes y cansancio extremo, pudiendo haber también diarrea y vómito en algunos casos.

Sin embargo, es necesario prestar atención a los síntomas que pueden indicar que la persona tiene la forma grave de la gripe porcina, ya que esta enfermedad puede provocar complicaciones respiratorias que pueden llevar a la muerte.

La presencia de fiebre superior a los 38 grados y falta de aire, acompañadas o no de dolor en la garganta, diarrea o vómito son indicios de una enfermedad respiratoria más grave y la persona debe buscar ser atendida con urgencia.

Los individuos más propensos a tener complicaciones derivadas de la gripe porcina son los niños menores de 5 años, adultos con más de 60, personas con enfermedades pulmonares crónicas, problemas cardiovasculares, neurológicos, renales, hepáticos y en la sangre, así como personas con diabetes y obesidad mórbida.

Las mujeres embarazadas y persona inmunodeprimidas (que utilizan medicamentos que bajan la inmunidad o son portadores del VIH) también forman parte del grupo de riesgo.

Tratamiento

El tratamiento de la gripe porcina se realiza a base de medicamentos antivirales oseltamivir o zanamivir, que combaten el virus e impiden su multiplicación por el cuerpo. Estos medicamentos vuelven la gripe porcina más débil, aceleran la recuperación y evitan complicaciones respiratorias graves. Para tener una buena respuesta al tratamiento, los antivirales deben ser administrados tras el inicio de los síntomas.

También forma parte del tratamiento el uso de medicamentos para aliviar los síntomas, además de cuidados en cada que incluyen reposo, ingesta abundante de agua para prevenir la deshidratación y evitar el contacto con otras personas para no transmitir la enfermedad.

Así como la gripe común, la gripe porcina es transmitida a través de gotitas de saliva o secreciones respiratorias expulsadas por las personas infectadas al hablar, toser o estornudar. La transmisión también ocurre a través del contacto con superficies contaminadas, ya que el virus de la gripe porcina puede sobrevivir hasta 8 horas fuera del cuerpo.

La vacunación es una buena forma de prevenir la gripe porcina, pues la vacuna confiere inmunidad contra la enfermedad y reduce el riesgo de complicaciones. Generalmente la persona presenta anticuerpos contra el H1NI después de 2 a 3 semanas de la vacunación y queda protegida durante 6 a 12 meses.

Prevención

Para prevenir el contagio y la diseminación de la gripe porcina, es importante seguir algunos cuidados como:

  • Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente y siempre después de ir al baño y antes de comer;
  • No colocar las manos frente a la boca cuando se tosa o estornude, sino el brazo; si se utiliza la mano, se deberá lavar con agua y jabón para evitar contagios; lo ideal en estas situaciones es usar un pañuelo;
  • Usar siempre pañuelos desechables;
  • Evitar aglomeraciones y ambientes cerrados;
  • Ventilar los ambientes y permitir la entrada de luz solar.

Ante la presencia de estos síntomas, se recomienda evitar el contacto con otras personas y acudir a la clínica más cercana para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuados.