Inmunoglobulina A (IgA) alterada. ¿Qué puede ser?

Los niveles elevados de inmunoglobulina A (IgA) pueden ser señal de alguna enfermedad que afecta las mucosas, como la cirrosis hepática, cáncer, enfermedades inflamatorias del intestino, alcoholismo, infecciones crónicas, entre otras.

Los niveles bajos, por otro lado, suelen indicar defectos en los glóbulos blancos, lo cual puede ocurrir en personas con deficiencia inmunológica, leucemia, mieloma de IgG, entre otras enfermedades. Continuar leyendo →

IgG e IgM: qué son y cuál es la diferencia

IgG (inmunoglobulina G) e IgM (Inmunoglobulina M) son anticuerpos que el organismo produce cuando entra en contacto con algún tipo de microrganismo invasor. La diferencia entre ambos tipos es que el IgM se produce en la fase aguda de la infección, mientras que el IgG, que también surge en la fase aguda, es más específico y sirve para proteger a la persona de futuras infecciones, permaneciendo por el resto de su vida. Continuar leyendo →