Hepatitis A: síntomas y tratamiento

Síntomas de la hepatitis A

La hepatitis A no suele manifestar síntomas, especialmente en los niños. En los adultos, puede pasar desapercibida como un resfriado leve. Sin embargo, cuando los síntomas se manifiestan, incluyen:

  • Náuseas y vómitos;
  • Fiebre;
  • Mareos;
  • Dolor abdominal;
  • Falta de apetito;
  • Cansancio;
  • Picazón en la piel;
  • Diarrea, con heces claras;
  • Orina oscura;
  • Ictericia (piel y ojos amarillos).

La hepatitis A es una enfermedad autolimitada de carácter benigno de la cual la persona puede recuperarse en casa, sin necesidad de ser internada. Menos del 1% de los casos pueden convertirse en una hepatitis fulminante, a excepción de los casos en personas de más de 65 años de edad, quienes tienen un riesgo más elevado de desarrollar formas más graves de la enfermedad.

Las personas que ya han padecido hepatitis A se vuelven inmunes, aunque siguen siendo susceptibles a otras formas de hepatitis.

Tratamiento

La hepatitis A es curable, aunque no hay un tratamiento específico para esta enfermedad. Se recomienda guardar reposo, abstenerse de beber alcohol durante por lo menos 3 meses después del fin de la enfermedad y usar medicamentos para aliviar el dolor de cabeza, mareos y fiebre. Además, hay que evitar medicamentos con paracetamol para no sobrecargar el hígado.

Por lo general, las personas con hepatitis A se curan espontáneamente después de 1 a 2 meses después de haber contraído la enfermedad, con una buena recuperación en casa, sin necesidad de internamiento hospitalario. Cuando hay síntomas, estos suelen ser leves. La hepatitis A no se vuelve crónica y raramente se agrava al punto de requerir trasplante de hígado. Por otra parte, existe la vacuna para prevenir la enfermedad.

La transmisión de la hepatitis A ocurre por vía fecal-oral, es decir, que puede ser de una persona (infectada) a otra (saludable) o a través de alimentos o agua contaminada. Los buenos hábitos de higiene, como lavarse las manos, beber agua filtrada y lavar las frutas y verduras antes de comerlas ayudan a prevenir esta enfermedad.

Última actualización el 7 de Septiembre de 2018 a las 01:04 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados