¿Cuáles son los síntomas del desprendimiento de la placenta?

Los síntomas del desprendimiento prematuro de la placenta más comunes son el dolor abdominal súbito y el sangrado vaginal (80% de los casos). En el 20% de los casos restantes el dolor abdominal no viene acompañado de sangrado vaginal (hemorragia oculta).

El dolor provocado por el desprendimiento de la placenta va desde un ligero malestar hasta un dolor intenso, asociado a un aumento del tono uterino (la barriga se endurece). En los casos en que la placenta presenta inserción posterior, el dolor ocurre en la región de la columna lumbar.

El cuadro clínico del desprendimiento prematuro de la placenta se caracteriza por:

El desprendimiento de la placenta es más frecuente durante el segundo trimestre del embarazo, aunque puede ocurrir desde el inicio de la gestación. El diagnóstico se realiza por medio de un examen clínico y ultrasonido.

Los principales factores de riesgo para el desprendimiento prematuro de la placenta son:

  • Traumas (accidentes automovilísticos, trauma abdominal directo);
  • Hipertensión arterial (gestacional o preexistente);
  • Uso de cocaína y otras drogas;
  • Condiciones que provocan una mayor distensión uterina, como un embarazo con gemelos;
  • Desprendimiento de la placenta en embarazos anteriores;
  • Tabaquismo;
  • Edad avanzada;
  • Ruptura prematura de las membranas (amniocentesis, cordocentesis).

El desprendimiento prematuro de la placenta consiste en la separación parcial o total de la placenta de la pared uterina. De acuerdo con los descubrimientos clínicos y de laboratorio, el desprendimiento se clasifica en 3 grados.

El dislocamiento de placenta ocurre en el 1-2% de los embarazos y es una de las peores complicaciones obstétricas para la mujer y la principal causa de muerte perinatal.

El médico obstetra es el responsable del diagnóstico y tratamiento del desprendimiento prematuro de la placenta.

Última actualización el 27 de Abril de 2018 a las 12:48 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados