síndrome del intestino irritable

Síndrome del intestino irritable: Qué es y cuáles son sus síntomas

¿Qué es el síndrome de lintestino irritable?

El síndrome del intestino irritable es una alteración de la motilidad del tubo digestivo caracterizada clínicamente por anormalidades del hábito intestinal (constipación y/o diarrea) y dolor abdominal, sin haber ninguna patología orgánica detectable.

Signos y síntomas

El diagnóstico se basa en los Criterios de Roma III, que son:

  • Dolor o malestar abdominal recurrente durante más de tres días al mes, en los últimos tres meses, con dos de las siguientes tres características:
  1. Alivio al defecar;
  2. Inicio asociado a la alteración de la frecuencia de las evacuaciones (más de tres veces al día o menos de tres veces por semana);
  3. Inicio asociado a la alteración de la forma (apariencia) de las heces (heces endurecidas, fragmentadas, pastosos o líquidas, etc.).

Otros síntomas que pueden hacerse presentes y ayudar en el diagnóstico son:

  • Esfuerzo excesivo al defecar;
  • Urgencia para defecar;
  • Sensación de evacuación incompleta;
  • Eliminación de moco durante las evacuaciones;
  • Sensación de planitud o distensión abdominal;
  • Antecedentes de síntomas semejantes sin explicación médica;
  • Agravamiento después de comer;
  • Síntomas con una duración superior a seis meses;
  • Síntomas que empeoran con el estrés;
  • Ansiedad y depresión.

Algunos síntomas y condiciones motivo de “alerta” y merecen una investigación más profunda para descartar otros diagnósticos son:

  • Aparición de los síntomas después de los 50 años;
  • Síntomas súbitos;
  • Pérdida de peso no intencional;
  • Síntomas nocturnos;
  • Antecedentes familiares de cáncer de colon, enfermedad celiaca, enfermedad inflamatoria intestinal;
  • Anemia;
  • Sangrado rectal;
  • Uso de antibióticos;
  • Tumores abdominales/rectales;
  • Fiebre.

 

Última actualización el 22 de Agosto de 2018 a las 05:46 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados