¿Fumar shisha (hookah) hace daño?

Sí, fumar shisha o hookah es malo para la salud. La idea de que no hace daño porque se inhala vapor en vez de humo es errónea. Durante una sesión de una hora de shisha, la cantidad de humo inhalado equivale a fumar entre 100 y 200 cigarros.

La shisha reduce la capacidad respiratoria, aumenta el riesgo de cáncer de pulmón y puede crear dependencia, como el cigarro.

Fumar hookah además aumenta los riesgos de:

  • Insuficiencia respiratoria aguda, en los casos más graves;
  • Transmisión de enfermedades infectocontagiosas, como la tuberculosis, debido a que se comparte la manguera para fumar;
  • Enfermedades cardiovasculares, como infarto y derrame cerebral;
  • Cáncer de boca y vejiga.

La exposición al humo del tabaco al fumar shisha es mucho mayor que la duración de un cigarro que, incluso tratándose de tan solo unos pocos minutos, es bastante perjudicial para la salud.

Es importante recordar que el narguilé (como también es conocido) posee muchas de las sustancias tóxicas del cigarro, como el monóxido de carbono, hidrocarburos, nicotina, formaldehido, entre otros, lo que puede causar bronquitis y disminuir la capacidad respiratoria después de un año de uso.

Además, el tabaco de la shisha contiene una concentración mucho mayor de nicotina, monóxido de carbono y alquitrán que el del cigarro.

Se suma a esto el hecho de que la hookah combina las combinas del tabaco con las del carbón, que están relacionadas a la aparición de cáncer de pulmón, entre otras condiciones.

¿Fumar vaporizador electrónico hace daño?

Las evidencias científicas sobre los daños del vaporizador electrónico son escasas. Sin embargo, se sabe que los daños existen y pueden afectar la salud de la persona que los usa.

En el caso de los vaporizadores que no contienen nicotina, hay una menor posibilidad de causar dependencia. Por otra parte, tampoco hay quema de tabaco, que es uno de los principales factores perjudiciales del humo.

Sin embargo, es importante saber con certeza cuáles son las sustancias que están siendo inhaladas en el vaporizador electrónico para conocer cuáles son sus efectos sobre el organismo, los cuales aún no están disponibles.

El propio humo del vaporizador, independientemente de la presencia de la nicotina u otros químicos, es un elemento que puede causar daños en el organismo.

Para mayores informes sobre el uso de la shisha/hookah y el vaporizador electrónico, hable con su médico de cabecera o contacte a un neumólogo.

Última actualización el 6 de Septiembre de 2018 a las 10:09 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados