Seroma: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es?

El seroma es una acumulación de líquido que ocurre dejado de la piel en el postoperatorio de una cirugía, dejando el área de la cicatriz más alta de lo normal. El seroma se forma debido al derrame del plasma sanguíneo o linfa (fluido que rodea los vasos linfáticos), surgiendo en las primeras semanas tras la operación.

La formación del seroma puede suceder en cualquier cirugía. Sin embargo, es más frecuente en operaciones que involucran grandes dislocamientos de tejidos, como las cirugías plásticas de abdominoplastia, liposucción, implante de prótesis de silicón, reducción mamaria, entre otras.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del seroma incluyen abultamiento local (la región de la cicatriz más elevada que la piel de alrededor), fluctuación en el área de la cicatriz, sensación de líquido moviéndose en el área de la cirugía y derrame de un líquido claro a través de la cicatriz.

Otra característica del seroma es la ausencia de señales de inflamación, como dolor y enrojecimiento. Sin embargo, de haber infección, estos síntomas podrán estar presentes y el líquido tendrá un olor característico. También puede haber fiebre en estos casos.

El líquido también puede mostrar una coloración rojiza si estuviera mezclado con sangre, mientras que los seromas crónicos pueden presentar un color marrón.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento del seroma se realiza a través de punciones para retirar el líquido acumulado. El procedimiento se realiza con una jeringa y una aguja de grueso calibre, luego de aplicar anestesia local.

El médico puede prescribir antibióticos para prevenir posibles infecciones derivadas de la punción. Si el seroma estuviera infectado, el tratamiento también podrá incluir el uso de antibióticos.

El tratamiento del seroma debe ser efectuado preferencialmente por el mismo médico que realizó la operación.

Última actualización el 8 de Junio de 2018 a las 12:00 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados