¿Qué es el saco gestacional?

El saco gestacional es la primera estructura gestacional que se visualiza en el ultrasonido a partir de la cuarta semana de gestación. Es una de las variables estudiadas al realizar el perfil biofísico del feto, el cual tiene como propósito evaluar la vitalidad ovular del embarazo en el primer trimestre.

Al realizar el ultrasonido, el médico evalúa algunas características del saco gestacional, que son:

  • Implantación;
  • Forma;
  • Contenido;
  • Contorno;
  • Tamaño.

La presencia de un saco gestacional con contorno irregular, con ausencia de “doble saco decidual”, de forma alargada y de implantación baja (heterotópica), está relacionado a un riesgo considerable de aborto. Cuando además hay presencia de un hematoma subcoriónico superior al 50%, el riesgo de aborto puede alcanzar el 95%.

Un saco gestacional menor de lo esperado para su edad gestacional, o con un crecimiento reducido en exámenes seriados, en embarazos de 6 a 9 semanas, puede también implicar un riesgo alto de aborto (superior al 80%).

Por otro lado, los sacos de tamaño y crecimiento normales con latidos cardioembriónicos presentes, en gestaciones de 6 a 9 semanas, suelen indicar un buen pronóstico gestacional, con índices de aborto espontáneo inferiores al 2%.

Es importante señalar que, si por el ultrasonido transvaginal no se identifica al embrión en un saco gestacional con más de 20 mm, es probable que se trate de un embarazo anembrionario (sin embrión).

El ginecólogo es el médico encargado de realizar los ultrasonidos durante el embarazo y de interpretar los resultados de los ultrasonidos.

Última actualización el 16 de Abril de 2018 a las 11:55 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados