Ritmo cardiaco acelerado

Ritmo cardiaco acelerado: causas y qué hacer

¿Cuáles son las causas?

Existen diversas causas del ritmo cardiaco acelerado. Al realizar actividad física o en situaciones de estrés, ansiedad o emociones fuertes, por ejemplo, el aumento de la frecuencia cardiaca se considera normal. Sin embargo, cuando la persona está en reposo y la frecuencia cardiaca sobre pasa los 100 latidos por minuto sin razón aparente, es necesario investigar.

La frecuencia cardiaca normal en el adulto varía entre 60 y 100 latidos por minuto, en reposo. Cuando el pulso cardiaco está acelerado, sobre los 100 por minuto, se dice que la persona tiene taquicardia. Por otra parte, una frecuencia baja, inferior a los 60 latidos por minuto, se considera bradicardia.

Las causas más frecuentes de taquicardia incluyen:

  • Enfermedades cardiacas, como arritmias;
  • Ansiedad y estrés;
  • Factores genéticos;
  • Ingesta de bebidas con cafeína, como café, té, energéticos y refrescos tipo cola;
  • Consumo excesivo de bebidos alcohólicas, tabaquismo, uso de drogas;
  • Hipertiroidismo, enfermedades reumáticas, infecciones, fiebre;
  • Hipoglucemia (falta de azúcar en la sangre), deshidratación, anemia;
  • Uso de algunos medicamentos.

¿Qué hacer?

Para saber si el ritmo cardiaco es normal o está acelerado, basta con medir la pulsación. Para esto, debe permanecer en reposo, de preferencia acostado, durante por lo menos 5 minutos. Después, coloque las puntas de los dedos medio, índice y anular justo debajo de la muñeca.

Presione o mueva los dedos hacia los lados, hasta sentir la pulsación. Use un reloj o cronómetro para marcar el tiempo y observe cuántas veces su corazón late durante 1 minuto.

Cabe recordar que contar las pulsaciones por 15 segundos y después multiplicar por 4 para obtener el número de latidos cardiacos por minuto puede darle un resultado impreciso, ya que la pulsación no siempre es regular y puede oscilar.

Cuando la taquicardia ocurre sin una necesidad específica del cuerpo o ante la ausencia de estímulos internos y externos, se considera arritmia cardiaca y debe ser tratada. El diagnóstico se realiza a través de un electrocardiograma por el cardiólogo.

Última actualización el 6 de Septiembre de 2018 a las 07:38 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados