rinitis

Rinitis: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es la rinitis?

La rinitis alérgica es la enfermedad crónica más común de la infancia. Inicia durante esa fase de la vida, pudiendo haber una mejora de los síntomas con el paso de los años o bien persistir hasta la adultez.

La rinitis alérgica es una inflamación de la mucosa de la nariz, de origen alérgico (reacción de hipersensibilidad a determinados alérgenos).  Los síntomas son desencadenados después de una exposición a algún tipo de alérgeno (polvo, polen, hongos, ácaros, cucarachas, pelos de animales), contaminantes, como el humo de cigarro, o incluso cambios bruscos de temperatura. Las infecciones virales también pueden desencadenas o agravar las crisis, ya que los virus causan lesiones en la mucosa protectora del sistema respiratorio, permitiendo un mayor contacto con alérgenos.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la rinitis son:

  • Congestión y obstrucción nasal;
  • Coriza;
  • Picazón en la nariz, ojos y paladar;
  • Estornudos;
  • Lagrimeo;
  • Ronquera;
  • Oscurecimiento de la piel debajo de los ojos y del pliegue nasal.

Otros síntomas que pueden observarse:

  • Tos;
  • Falta de aire;
  • Respiración oral;
  • Dolores de cabeza;
  • Disminución del gusto y olfato.

La rinitis alérgica es fuertemente influenciada por factores genéticos y ambientales. La rinitis puede formar causar trastornos de sueño, problemas en el desempeño escolar y laboral.  Además, la respiración oral prolongada puede provocar alteraciones en el crecimiento craneofacial.

¿En qué consiste el tratamiento?

La rinitis alérgica es una enfermedad crónica que no tiene cura, aunque puede mejorar al punto de no presentar más síntomas con el paso de los años o con el tratamiento adecuado.

El tratamiento busca controlar la enfermedad, aliviando y previniendo los síntomas a través de la higiene ambiental, medicamentos e inmunoterapia, de acuerdo con la gravedad de los síntomas y las necesidades de cada paciente.

El objetivo de la higiene ambiental es evitar que la persona entre en contacto excesivo con las sustancias que desencadenan los síntomas, a través de medidas de higiene, tales como mantener los cuartos bien ventilados, evitar la acumulación de polvo, eliminar el moho y evitar el contacto con el humo de cigarro y otros contaminantes ambientales.

Los medicamentos usados en el tratamiento de la rinitis previenen o alivian los síntomas y son elegidos de acuerdo con el tipo de rinitis. Los medicamentos como los antihistamínicos locales (spray nasal) o sistémicos (orales), antileucotrienos  y corticosteroides (nasal) son los medicamentos más usados. Su objetivo es reducir la inflamación de la mucosa nasal.

El tratamiento con inmunoterapia es indicado en los casos más graves en los que no hay respuesta a los tratamientos convencionales, puede durar algunos años y su objetivo es disminuir la sensibilidad del organismo al alérgeno.

Además de estos tratamientos, la desobstrucción nasal con suero fisiológico también ayuda a tratar los síntomas.

En caso de sospecha de rinitis alérgica, se debe consultar a un médico para comenzar con el tratamiento.

Última actualización el 30 de Septiembre de 2018 a las 10:46 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados