dexametasona

Dexametasona: qué es y para qué se usa

Qué es la dexametasona

La dexametasona es un corticoide con acción antiinflamatoria e inmunosupresora.

Usos

La dexametasona se emplea a corto plazo para tratar alergias, enfermedades de la piel, afecciones oculares, enfermedades reumáticas, trastornos sanguíneos, problemas endocrinos y pulmonares, ciertos tipos de cáncer y enfermedades gastrointestinales. Leer más →

Meloxicam: qué es y para qué se usa

¿Qué es el meloxicam?

El meloxicam es un antiinflamatorio no esteroideo empleado para tratar síntomas de la osteoartritis y de la artritis reumatoide. Este medicamento inhibe la ciclooxigenasa, que es la enzima que provoca la inflamación, al mismo tiempo que ayuda a aliviar el dolor y la fiebre. Leer más →

metoclopramida

Metoclopramida: qué es y para qué se usa

¿Qué es la metoclopramida?

El clorhidrato de metoclopramida es un antiemético y agente procinético. Se vende en forma de gotas o comprimidos y suele emplearse para tratar alteraciones de los movimientos peristálticos del aparato digestivo, como ocurre en casos de náuseas y vómitos causadas por cirugías, enfermedades metabólicas e infecciosas, o por el uso de medicamentos. Leer más →

bromoprida

Bromoprida: qué es y para qué se usa

Usos de la bromoprida

La bromoprida es un antagonista de la dopamina que se usa para tratar trastornos de la motilidad gastrointestinal, reflujo gastroesofágico, náuseas y vómitos.

La bromoprida aumenta la fuerza de las contracciones de los músculos lisos del estómago además de relajar el esfínter que separa el estómago de la parte inicial del intestino. Como resultado, el estómago se vacía con mayor facilidad y aumenta el tránsito intestinal. Adicionalmente, la bromoprida ayuda a evitar y controlar el vómito. Leer más →

azitromicina

Azitromicina: qué es y para qué se usa

¿Qué es la azitromicina?

La azitromicina es un antibiótico usado para tratar infecciones bacterianas generales.

Generalmente se emplea para tratar infecciones de garganta y oído, infecciones urinarias, acné e infecciones de transmisión sexual. Leer más →

loratadina

Loratadina: qué es y para qué se usa

¿Qué es la loratadina?

La loratadina es un antihistamínico usado para aliviar los síntomas de alergias en niños y adultos. Ya que no contiene sustancias hormonales en su composición, no se trata de un corticoide, por lo que no engorda. Leer más →

prednisolona

Prednisolona: qué es y para qué se usa

¿Qué es la prednisolona?

La prednisolona es un corticoide, es decir, una hormona sintética, con fuertes propiedades antiinflamatorias, antirreumáticas y antialérgicas. La prednisolona está disponible en forma de gotas y comprimidos.

La prednisolona sirve para tratar diferentes tipos de enfermedades endocrinas, reumáticas, osteoarticulares, osteomusculares, dermatológicas, respiratorias, oftalmológicas, sanguíneas, alergias, cáncer, entre otras patologías. Leer más →

levotiroxina engorda

¿La levotiroxina engorda?

No. La levotiroxina no engorda ni causa pérdida de peso en personas con niveles hormonales normales. No obstante, puede llegar a causar problemas cardiacos cuando se administra en personas con problemas de tiroides. Leer más →

Fenitoína impotencia sexual

¿La fenitoína puede causar impotencia sexual?

Sí. A pesar de que no suele estar indicado en el empaque, existe evidencia de que este medicamento puede llegar a presentar este efecto secundario. No obstante, es poco común y, de hecho, es uno de los anticonvulsivantes con la tasa más baja de este tipo de efectos.

Cabe resaltar que la impotencia sexual puede estar relacionada a muchos otros factores, por lo que debe ser manifestado al médico para evaluar la mejor solución para cada caso. Leer más →

remedio aftas

¿Existe algún remedio efectivo contra las aftas?

Sí, existen diferentes remedios efectivos contra las aftas, desde líquidos de aplicación tópica con anestesia y antisépticos hasta medicamentos orales. Puede preguntar en cualquier farmacia o consultar a un médico, si lo prefiere.

¿El paracetamol es malo para el hígado?

El paracetamol es un medicamento hepatotóxico, es decir, que si se toma en exceso puede causar daños al hígado, generalmente cuando la dosis supera los 3 gramos al día (6 comprimidos de 500 mg, 4 de 750 g o 2 de 1 g. por día). En ocasiones, es posible administrar estos medicamentos por inyección. Consulte a su médico.