¿Tomar refresco es malo para los huesos?

Sí, tomar refresco es malo para los huesos porque perjudica la absorción de calcio por el organismo y favorece la pérdida de masa ósea, aumentando el riesgo de fracturas y osteoporosis.

Los refrescos son ricos en fósforo, presente en el ácido fosfórico. En el cuerpo humano, el calcio está siempre ligado al fósforo. Son llamados gemelos metabólicos, pues donde está uno, está el otro.

Al beber refrescos, sea normal, de dieta, light o cero azúcares, el cuerpo necesita ir a buscar el calcio de los huesos para procesar la gran cantidad de fósforo ingerida.

Ese desequilibrio contribuye a la pérdida de masa ósea, aumentando el riesgo de osteoporosis.

Además de eso, el fósforo y el calcio compiten entre sí para ser absorbidos por el organismo. Esto significa que tomar refresco dificulta la absorción del calcio presente en los alimentos.

Otra sustancia que perjudica los huesos es la cafeína, presente en grandes cantidades en las bebidas a base de cola, como Coca-Cola® y Pepsi®.

En exceso, la cafeína aumenta la concentración del calcio en los músculos, bloqueando así su recaptación a la sangre.

La cafeína también aumenta nuestra producción de las células responsables de la absorción ósea, es decir, que retiran calcio de los huesos.

El resultado es una reducción de la masa ósea (osteoporosis), con consecuente aumento del riesgo de fracturas, principalmente en las mujeres.

Última actualización el 31 de Mayo de 2018 a las 11:20 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados