¿En qué consiste la radioterapia?

La radioterapia es una forma de tratamiento que utiliza diferentes formas de radiación ionizante y es usada en el tratamiento del cáncer para curar y controlar el crecimiento de las células cancerosas o aliviar los síntomas.

La radioterapia actúa por medio de la aplicación de una dosis de radiación controlada, por un tiempo determinado, a una porción del tejido que envuelve el tumor, con el objetivo de eliminar las células cancerosas y provocar el menor daño posible a las células normales vecinas, las cuales regenerarán la zona irradiada.

El efecto de la radioterapia se debe al daño ocasionado en el ADN de las células de los tejidos irradiados. Se sabe que el daño causado en las células del tumor es mucho mayor que el provocado en las células normales, debido a que el ADN de los tumores tiene una menor capacidad de recuperación.

No obstante, las nuevas tecnologías permiten dirigir con mayor precisión la radiación, disminuyendo la cantidad de tejidos vecinos normales afectados y protegiéndolos contra efectos indeseados.

La radioterapia puede ser:

  • Radical (o curativa): Cuando se realiza para curar totalmente el tumor;
  • Remisiva: Cuando busca reducir el tumor;
  • Profiláctica: Usada cuando no hay un tumor presente, pero existe el riesgo de neoplasias dispersas por el cuerpo;
  • Paliativa: Tiene como propósito disminuir los síntomas (dolor intenso, sangrado y compresión de los órganos);
  • Ablativa: Cuando busca suprimir la función de un órgano.

La radioterapia es aplicada por el radio-oncólogo.

Última actualización el 21 de Abril de 2018 a las 10:01 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados