¿Qué hacer cuando una persona se desmaya?

Los primeros auxilios en caso de desmayo dependerán de si ha ocurrido una síncope o no. Si la persona aún no se ha desmayado, se le debe sentar en una silla y colocar su cabeza hacia abajo. A continuación, pida a la víctima mantener su cabeza levantada durante algunos segundos, al mismo tiempo que usted se resiste al movimiento, empujando su nuca hacia abajo con la palma de la mano. Repita este procedimiento al menos 3 veces.

Este procedimiento aumenta el flujo sanguíneo en la cabeza y, consecuentemente, mejora la oxigenación del cerebro, pudiendo evitar el desmayo.

Sin embargo, si el desmayo ha ocurrido, los primeros auxilios consisten en:

  1. Apartar a la víctima de lugares que puedan causarle peligro, como escaleras y ventanas;
  2. Ventilar el ambiente o llevar a la víctima a un lugar con más aire. Los lugares calientes o aglomerados deben ser evitados;
  3. Acostar a la víctima boda arriba y elevar sus piernas sobre el tórax, con la cabeza debajo del resto del cuerpo, para mejorar la oxigenación del cerebro y otros órganos vitales;
  4. Girar la cabeza de lado para facilitar la respiración y evitar la asfixia en caso de vómito;
  5. Aflojar la ropa para favorecer la circulación sanguínea;
  6. No dar agua a la víctima justo después de despertar para evitar que se ahogue, ya que aún no ha recuperado completamente sus reflejos;
  7. Ayudar a la víctima a sentarse y pedirle respirar hondo por algún tiempo. La persona debe permanecer por lo menos 10 minutos sentada antes de levantarse para evitar un nuevo desmayo; Camine un poco con la persona, que debe respirar hondo y despacio;
  8. Lleve a la víctima a la sala de urgencias.

Qué no hacer en caso de desmayo

  • Arrojar agua sobre el rostro de la víctima para despertarlo;
  • Ofrecer alcohol o amoniaco;
  • Sacudir a la víctima para intentar despertarla.

Una persona puede desmayarse por diversos motivos. Entre las principales causas están la hipotensión arterial (presión baja), ayuno prolongado con caída del nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia), dolor muy fuerte, largos periodos de actividad física, vómitos, alteraciones emocionales, frío o calor extremo, uso de drogas o medicamentos, permanecer de pie por tiempo prolongado, problemas cardiovasculares y neurológicos.

Los síntomas que anteceden un desmayo incluyen malestar, oscurecimiento de la visión, transpiración excesiva, pérdida de la consciencia, relajación de la musculatura, palidez y respiración superficial.

El desmayo o síncope es la pérdida de los sentidos causada por la disminución del flujo sanguíneo cerebral. Se caracteriza por una debilidad muscular generalizada que impide a la persona mantenerse de pie, causando una pérdida de consciencia.

La persona desmayada debe ser vista por un médico general para que las causas del desmayo sean aclaradas y reciba el tratamiento adecuado.

Última actualización el 5 de Mayo de 2018 a las 12:12 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados