enfermedad de Whipple

¿Qué es la enfermedad de Whipple?

La enfermedad de Whipple es una enfermedad rara causada por la bacteria Tropheryma whipplei. Afecta principalmente al intestino delgado, aunque puede involucrar otros sistemas del cuerpo, como el sistema nervioso central y las articulaciones. Se trata de una enfermedad infecciosa crónica que puede llevar a la muerte si no es diagnosticada y tratada a tiempo.

La bacteria Tropheryma whipplei está presente en diferentes ambientes. Sin embargo, se cree que su prevalencia es mayor en aguas de alcantarillado y en el suelo. Esto debido a que la presencia del microorganismo reveló ser mayor en muestras de heces de personas que trabajan en las alcantarillas o que viven en malas condiciones de higiene.

Es probable que la contaminación de esta bacteria se realice por vía fecal-oral. No obstante, sólo una pequeña parte de los individuos contaminados desarrolla la enfermedad de Whipple. La gran mayoría de las personas portadoras del microbio no llegan a padecer esta enfermedad. Por lo tanto, la aparición de la enfermedad puede estar relacionada con factores inmunológicos y genéticos.

Los primeros síntomas De la enfermedad de Whipple son leves y su avance es lento. El primer síntoma suele ser dolor articular causada por una artritis (inflamación en las articulaciones), principalmente en las rodillas, puños y tobillos. Por lo general hay un intervalo de cerca de 7 años entre la manifestación de los primeros síntomas y el diagnóstico.

La artritis puede ocurrir en una o más articulaciones al mismo tiempo, con episodios agudos que pueden durar horas o hasta días. Además del dolor, la artritis puede causar movimientos limitados e hinchazón en la articulación afectada.

Otro síntoma común de la enfermedad de Whipple es la diarrea com presencia de grasa en las heces, caracterizando un cuadro de mala absorción intestinal que puede causar pérdida de peso y debilidad extrema.

La diarrea normalmente viene acompañada de dolor, malestar y distensión abdominal, aumento de los ganglios linfáticos, fiebre, hinchazón generalizada y retención de líquidos.

El sistema nervioso central es infectado en casi la mitad de los casos, lo cual puede generar alteraciones neurológicas irreversibles si la enfermedad no es detectada a tiempo. Los síntomas neurológicos más comunes incluyen alteraciones cognitivas (memoria, habla, raciocinio, etc.), dolor de cabeza, parálisis de los músculos encargados del movimiento de los ojos y alteraciones del estado de consciencia.

Otras manifestaciones neurológicas de la enfermedad de Whipple incluyen depresión, apatía, ansiedad, alteraciones de la personalidad, convulsiones, ausencia de menstruación (en las mujeres), debilidad muscular, entre otras.

La enfermedad de Whipple puede incluso infecciones en el corazón (endocarditis, miocarditis, pericarditis), ojos (uveítis) y pulmones (neumonía).

El tratamiento de la enfermedad de Whipple se lleva a cabo con antibióticos. Es una enfermedad que tiene cura, aunque es importante que sea detectada y tratada precozmente. Un diagnóstico o tratamiento tardío pueden generar complicaciones irreversibles o llevar al paciente a la muerte.

El gastroenterólogo y el infectólogo son los especialistas indicados para tratar y diagnosticar la enfermedad de Whipple.

Última actualización el 12 de Octubre de 2018 a las 05:25 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados