¿Cómo se realiza la prueba PPD (de la tuberculina) para diagnosticar la tuberculosis?

La prueba PPD o de la tuberculina para la tuberculosis se realiza a través de la aplicación de proteínas de la bacteria causante de la tuberculosis en la piel. La inyección es aplicada en la parte anterior del antebrazo y no es necesario ningún tipo de curación después de la prueba. Después de 48 a 72 horas la persona debe regresar al lugar del examen para que la zona de la inyección sea analizada y la prueba PPD sea finalizada.

Si la zona de la aplicación en el antebrazo se muestra enrojecido, hinchado y con un bulto endurecido, probablemente la persona tiene tuberculosis (resultado positivo).

Estos signos indican que el organismo reacciones a las proteínas del bacilo porque ya tiene anticuerpo contra la bacteria. Por lo tanto, es muy probable que esté infectada.

En caso de resultado positivo, otros exámenes (rayos-X del tórax, examen de esputo, examen inmunológico) se realizan para confirmar el diagnóstico.

Cabe recordar que quien ya ha tomado la vacuna BCG puede presentar resultado positivo en la prueba PPD, pues ya tiene defensas contra la tuberculosis.

La prueba PPD se realiza con una pequeña muestra de derivado proteico purificado (purified protein derivate – PPD) de la bacteria Mycobacterium tuberculosis, también conocida como bacilo de Koch.

El compuesto es purificado para impedir que la persona que toma la prueba desarrolle tuberculosis, pero es capaz de provocar una reacción en quien tiene la enfermedad.

La prueba puede realizarse durante el embarazo y la lactancia. Las relaciones adversas más comunes son: dolor, picazón e incomodidad en la zona de la inyección.

En casos más raros puede haber una reacción fuerte, con formación de heridas y muerte del tejido local. En estos casos, se debe acudir al médico que solicitó la prueba con urgencia.

Última actualización el 5 de Junio de 2018 a las 07:57 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados