pleuritis

Pleuritis: síntomas, causas y tratamiento

Signos y síntomas de la pleuritis

El principal síntoma de la pleuritis es el dolor agudo en el pecho, que se agrava al respirar profundamente, estornudar o toser. Este dolor puede extenderse a los hombros y espalda. Otros signos y síntomas que pueden manifestarse con dificultad para respirar, estornudos, tos y fiebre.

En algunos casos de pleuritis, puede acumularse líquido en el espacio entre las dos capas de la pleura. Cuando el volumen de líquido acumulado es muy alto, la fricción entre las dos membranas de la pleura disminuye, lo cual alivia o elimina la pleuritis. Sin embargo, el exceso de líquido en el espacio plaural puede comprimir los pulmones al punto de haber un colapso parcial o total de estos órganos. Los síntomas más característicos en estos casos son la dificultad para respirar y la tos. Cuando el líquido se infecta, suele haber fiebre.

Causas

La pleuritis es una inflamación de la pleura, que es una membrana que envuelve los pulmones y la parte interna de la cavidad torácica. Las principales causas incluyen infecciones respiratorias causadas por virus o bacterias, como gripe o neumonía, infecciones pulmonares causadas por hongos, artritis reumatoide, uso de ciertos medicamentos y cáncer de pulmón.

La pleura se compone de dos capas. Entre ellas hay un líquido viscoso que sirve como lubricante y permite que los pulmones se expandan suavemente durante la respiración.

La pleura actúa directamente en la defensa contra infecciones, inflamaciones y lesiones en los pulmones y cavidad torácica. Cuando la inflamación se extiende por pocos días, la superficie de la pleura no sufre daños y las alteraciones se normalizan sin dejar secuelas.

Por otro lado, los procesos inflamatorios prolongados pueden causar la formación de cicatrices, con fibrosis y adherencias que pueden afectar la respiración. Cuando la pleura se inflama, aumenta la fricción entre sus dos capas, causando dolor en el tórax al respirar.

Tratamiento

El tratamiento de la pleuritis caría dependiendo de la causa y la gravedad del caso. En las infecciones virales, se usan medicamentos antiinflamatorios y analgésicos. Cuando la infección es causada por bacterias, se administran antibióticos.

Cuando existe el riesgo de formación de coágulos o embolia pulmonar, puede ser necesario usar anticoagulantes para deshacer los coágulos ya formados o prevenir la formación de estos.

Para los casos de pleuritis en los que ocurre una gran acumulación de líquido entre las capas de pleura, el tratamiento incluye además el drenaje del líquido a través de un tubo insertado en el tórax.

La pleuritis se diagnostica por medio de exámenes de sangre, rayos X del tórax, tomografía, ecografía y electrocardiograma. En caso de ser necesario, podrán tomarse muestras del líquido y del tejido pleural para analizarse en laboratorio.

Última actualización el 27 de Octubre de 2018 a las 08:05 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados