Piercing en el septum. ¿Qué cuidados hay que tener?

Los cuidados que se debe tener con un piercing en el septum son los mismos que con cualquier otro piercing o perforación en el cuerpo, esto es: lavar la zona con agua y jabón antiséptico todos los días.

Sin embargo, como el septum se localiza dentro de la nariz, en una región húmeda y propicia para el desarrollo de bacteria, es importante redoblar la atención al inicio y ser muy cuidadosos con la higiene.

Cuidados que hay que tener con un piercing en el septum:

  • Quitar el piercing y lavar la zona del piercing con agua y jabón antiséptico diariamente; durante la cicatrización, esta limpieza se debe hacer dos veces por día;
  • Usar pomadas cicatrizantes o antibióticos locales indicados por un médico, para evitar infecciones;
  • Lavarse las manos con jabón antes de tocar el piercing;
  • No dejar que otras personas toquen el piercing sin lavarse las manos;
  • Evitar los saunas y bañarse en piscinas, mar, lagos y ríos, así como el exceso de sol durante la fase de cicatrización;
  • Evitar el contacto con fluidos de otras personas, como saliva, sudor, sangre, semen, etc. Durante la cicatrización.

El tiempo de cicatrización, en media, es de 2 meses y medio (10 semanas). En caso se enrojecimiento, picazón o secreción purulenta, consulte a su médico de cabecera.

Última actualización el 4 de Mayo de 2018 a las 10:02 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados