Piel grasosa. Cabello grasoso

Piel y cabello grasosos. ¿Qué puede ser?

La principal causa de piel y cabello grasosos es el aumento de la producción de sebo por las glándulas sebáceas, que están presentes en casi todo el cuerpo, sobre todo en el cuero cabelludo y en la cara.

Este aumento de grasa puede ocurrir debido a:

  • Predisposición genética;
  • Alteraciones hormonales, como embarazo o síndrome de ovarios poliquísticos;
  • Exposición excesiva al sol;
  • Estrés;
  • Alimentación rica en grasa.

 ¿Cómo disminuir la grasa en el rostro?

  • Utilizar cremas y jabones matificantes, que absorben el exceso de grasa de la piel y disminuyen el brillo debido al zinc y las vitaminas que contienen;
  • Lavar la cara con jabones que contengan ácido retinoico, salicílico o glicólico para disminuir la formación de espinillas y estimular la renovación celular;
  • Utilizar protector solar sin aceite para que evitar la acumulación de grasa;
  • No lavarse demasiado la cara, esto para evitar el “efecto rebote”, es decir, el aumento de la grasa de la piel debido a su remoción excesiva;
  • Evitar productos perfumados que puedan irritar la piel;
  • Utilizar hidratantes sin aceite, que no causen espinillas (con ácido retinoico) y que no obstruyan los poros; preferir hidratantes en loción, gel o crema, ya que tienen una textura más suave.

¿Cómo disminuir la grasa del cabello y el cuero cabelludo?

  • Lavar la cabeza con champús que contengan ácido salicílico o en gel;
  • Usar agua tibia para lavar la cabeza (evitar el agua caliente);
  • Masajear suavemente el cuero cabelludo al lavar la cabeza, evitando tallar;
  • No usar acondicionador y champús 2 en 1;
  • Evitar secar el cabello con secadora de aire caliente.

La piel y el cabello grasosos pueden ocurrir de manera aislada y no siempre están relacionados. Los casos severos de grasa pueden requerir también de medicamentos orales.

El diagnóstico y tratamiento del exceso de grasa en piel y cabello son responsabilidad del dermatólogo.

Última actualización el 22 de Agosto de 2018 a las 10:51 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados