Piedras en los riñones. Cálculos renales

Piedras en los riñones: síntomas y tratamiento

¿Cuáles son los síntomas de los cálculos renales?

Los síntomas causados por los cálculos renales, o piedras en los riñones, son:

Muchas personas con piedras renales no presentan ningún síntoma y las piedras pueden ser encontradas en exámenes con otra finalidad.

Si usted siente alguno de estos síntomas, consulte a su médico para una evaluación.

Causas

La principal causa de piedras en los riñones (cálculos renales) es el aumento de la concentración de calcio, ácido úrico u otros minerales en la orina. Los cálculos renales a menudo se forman cuando hay poca ingesta de agua u ocurre un aumento de minerales en el organismo.

Incluso cuando los niveles de estas sustancias están en sus niveles normales, puede haber formación de una piedra en el riñón si la urina estuviera muy concentrada/ Con un volumen de orina bajo, no hay líquido suficiente para disolver las sales, que van acumulándose en el riñón en forma de cristales hasta formar una piedra.

Entre las causas más comunes de cálculo renal están:

  • Poca ingesta de agua (menos de 1,5 litros al día);

  • Aumento en la concentración de calcio en la sangre: enfermedades que alteran el metabolismo del calcio, como el hiperparatoriodismo y los tumores óseos pueden aumentar la absorción ósea de calcio, elevando la concentración en la sangre de este mineral;

  • Aumento del ácido úrico en la sangre: puede ser la causa de hasta el 20% de los casos de cálculo renal.

Para prevenir la formación de piedra en los riñones, es muy importante mantener una ingesta adecuada de agua (cerca de 2 litros al día). Una buena manera de saber si el cuerpo está bien hidratada es observar el color de la orina. Si se presenta demasiado amarilla u oscura, es senal de que falta agua en el cuerpo, mientras que una coloración clara indica una hidratación adecuada.

También se recomienda disminuir la ingesta de alimentos que pueden provocar un aumento del ácido úrico, como los mariscos, aves, carne roja, embutidos y bebidas alcohólicas, principalmente la cerveza.

La formación de piedras en los riñones se observa sobre todo en persona que ya tienen alguna predisposición genética o que consumen pocos líquidos.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de las piedras en los riñones dependerá del tamaño de la piedra, de su localización, de la presencia de síntomas y de la intensidad del dolor.

En caso de náuseas, vómitos, fiebre y dolores intensos, la persona debe acudir al servicio de urgencias para recibir medicación intravenosa. Los medicamentos que le serán administrados directamente en la corriente sanguínea son absorbidos inmediatamente y, así, los síntomas mejoran más rápidamente, reduciendo la pérdida de líquidos y la incomodidad del dolor.

En los casos de dolor no tan fuerte y sin el resto de los síntomas, la persona puede esperar la salida natural del cálculo, usando analgésicos y antiinflamatorios para tolerar el dolor y bebiendo mucha agua.

Los cálculos que son más grandes y no son capaces de salir por el canal de la orina requieren una intervención quirúrgica para ser retirados o para facilitar la reducción de su tamaño. Esto puede realizarse por medio de láser, cirugía común o introduciendo una sonda por la uretra.

La decisión del tratamiento más adecuado para cada situación es realizada por el médico junto con el paciente.

Última actualización el 11 de Septiembre de 2018 a las 06:38 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados