¿Qué es un parto humanizado?

Un parto humanizado es un parto en el que las conductas y actitudes profesionales están centrados en las necesidades de la mujer. En el parto humanizado, las intervenciones y procedimientos son realizados solamente cuando hay una indicación real y no de rutina.

La organización mundial de la salud define algunas actitudes que los profesionales deben tener y los derechos de la mujer durante un parto humanizado:

  • Actitudes de los profesionales:
    • Respetar la voluntad de la mujer de tener un acompañante de su elección durante el trabajo de parto y parto;
    • Monitorear el bienestar físico y emocional durante todo el proceso;
    • Responder a las preguntas y explicaciones solicitadas;
    • Permitir que la mujer camine durante el periodo de dilatación y se mantenga en la posición que desee al momento de la expulsión;
    • Orientar y ofrecer maneras de aliviar el dolor durante el trabajo de parto, como masaje, baño tibio y otras técnicas de relajamiento;
    • Permitir el contacto de piel con piel entre la madre y el bebé y el inicio de la lactancia justo después del nacimiento;
    • Tener normas de procedimientos y acompañar la evolución del parto por medio del partograma, ofrecer alojamiento conjunto y estimular la lactancia materna.
  • Derechos de la mujer:
    • Estar acompañada durante el trabajo de parto y parto por alguien de su elección;
    • Conocer la identidad del profesional que la atiende;
    • Recibir información sobre los procedimientos que serán realizados con ella y con el bebé;
    • Caminar y moverse durante el trabajo de parto;
    • Recibir alimentos y líquidos, sin excesos, durante el trabajo de parto;
    • Recibir masajes u otras técnicas de relajamiento;
    • Tomar baños tibios;
    • Adoptar la posición que desee al momento de la expulsión;
    • Recibir al bebé para amamantarlo justo después del nacimiento;
    • Se llamada por su nombre.

Los profesionales involucrados deben respetar el tiempo, los límites, deseos, la ansiedad y expectativas de la mujer durante todo el trabajo de parto.

La figura central en el parto humanizado es la mujer, quien tiene autoridad sobre su propio cuerpo y sobre el proceso del parto.

El médico que asiste en el parto, así como los enfermeros auxiliares deberán llamar a la mujer por su nomobre, explicarle en cada momento lo que está ocurriendo y orientarla, así como a su familia, en todo posible.

El principal objetivo del parto humanizado es lograr el nacimiento del bebé de una manera simple y promover cambios en los comportamientos y actitudes de los profesionales involucrados en el proceso.

Última actualización el 29 de Mayo de 2018 a las 07:35 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados