Parálisis facial

Parálisis facial: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es?

La parálisis facial es la pérdida parcial o total de los movimientos de la musculatura de uno de los lados de la cara, causada por una lesión en el nervio facial. Cuando la parálisis total, per persona presenta la boca caída y no es capaz de cerrar el ojo del lado afectado. Otros signos incluyen alteraciones en la sensibilidad facial, en la audición, en el paladar y en la secreción de saliva y lágrima.

La parálisis periférica puede ser causada por traumatismos, tumores, infecciones, derrames, herpes zóster, entre otras causas. Cuando no hay una causa aparente, es denominada parálisis facial periférica idiopática o parálisis de Bell.

Debido a la interrupción de los movimientos de la musculatura del rostro, la parálisis facial provoca dificultades para hablar, masticar, succionar, deglutir, así como traer afectaciones estéticas que afectan significativamente el lado emocional del paciente.

La parálisis de Bell representa hasta el 75% de los casos de parálisis facial. El tratamiento incluye el uso de medicamentos, fisioterapia y fonoaudiología (logopedia). Algunos casos de parálisis facial periférica pueden necesitar de cirugía para interrumpir la agresión al nervio facial.

¿Cuáles son los síntomas?

El principal síntoma de la parálisis de Bell es la pérdida súbita de los movimientos de la cara. Cerca de la mitad de las personas también siente dolor detrás de la oreja que persiste por algunos días. El dolor puede surgir de 2 a 3 días antes de la parálisis o en el momento en que ella ocurre.

También es común una disminución del paladar, alteración en la producción de lágrimas (ojo seco) y aumento de la sensibilidad auditiva (hiperacusia).

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de la parálisis facial debe comenzar cuanto antes. Se necesitan cuidados oculares a través del uso de lágrimas artificiales y pomada protectora, ya que el paciente no es capaz de cerrar completamente el párpado y presenta lagrimeo insuficiente.

Los corticoides están entre los medicamentos más eficaces para tratar la parálisis facial periférica. El tratamiento debe iniciar de preferencia en los primeros 3 días de surgir los síntomas.

También se podrá prescribir fisioterapia y ejercicios para los músculos de la cara frente al espejo, para prevenir la atrofia de la musculatura y mejorar su función.

En más del 80% de los casos de parálisis de Bell, los movimientos faciales comienzan a regresar en hasta 3 semanas. En el resto de las situaciones, los síntomas comienzan a mejorar entre 3 y 6 meses después de la parálisis.

La gran mayoría de los pacientes quedan completamente curados en 6 meses. Cuando la cura no ocurre después de este periodo, la parálisis facial puede tener alguna causa que necesita ser investigada.

El neurólogo es el especialista

Última actualización el 13 de Septiembre de 2018 a las 01:19 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados