¿La PAAF duele? ¿En qué consiste?

La punción-aspiración con aguja fina (PAAF) puede causar un poco de incomodidad o dolor en algunos casos.

La anestesia local es utilizada durante el examen, por lo que la persona no sentirá dolor. Sin embargo, la propia aplicación de la inyección anestésica puede causar un poco de incomodidad en la persona y percibirse como dolor.

Como la sensación de dolor e incomodidad puede ser un poco subjetiva, dependerá de la sensibilidad de cada persona.

Durante el examen, la persona permanece consciente y la anestesia de aplica únicamente en la zona de la punción. La persona permanece sentada o acostada, dependiendo de la región en la que se realizará el procedimiento. Después de la aplicación de la anestesia, el cirujano inserta una aguja fina e, en seguida, retira la aguja ya con material citológico. Este material es enviado al laboratorio para un análisis patológico.

Después del procedimiento, el profesional puede colocar un pequeño curativo para tapar la zona de la inserción de la aguja y el paciente podrá ir a casa.

El PAAF es un procedimiento simple que puede realizarse en ambulatorio o en el consultorio médico.

Última actualización el 5 de Junio de 2018 a las 01:21 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados