Omega 3. Omega 6. Omega 9

Omega 3, 6 y 9: ¿para qué sirven y cuáles son sus beneficios?

Los omegas 3, 6 y 9 son grasas saludables que sirven principalmente para prevenir derrames, infartos y trombosis, actuando principalmente en la reducción del colesterol malo y los tricligéridos sanguíneos.

Además de eso, los omegas 3, 6 y 9 son esenciales para la construcción de la membrana celular, traen beneficios a la piel, sistema inmunológico, cognición, y contribuyen de diferentes maneras en el buen funcionamiento del organismo.

Índice de Contenidos

Omega 3

El omega 3 (ácido alfa-linolénico) “afina” la sangre, ayudando a impedir la formación de coágulos (trombosis) que pueden provocar un infarto de miocardio y derrames Al disminuir la viscocidad de la sangre, también mejora la circulación sanguínea, aumentando la nutrición y oxigenación de los tejidos.

Otra función del omega 3 es disminuir el colesterol ‘malo’ (LDL) y los triglicéridos, así como aumentar el colesterol ‘bueno’ (HDL). Así, el omega 3 previene el depósito de estas grasas en las paredes de las arterias (arterosclerosis), una de las principales causas de ataque cardíaco.

El omega 3 también tiene una actúa dilatando los vasos sanguíneos, relaja las arterias y ayuda a bajar la presión arterial.

Durante el embarazo, el omega 3 ayuda en el crecimiento y desarrollo del feto y de todo su sistema nervioso, estimulando el cerebro y potenciando las transmisiones entre las células nerviosas. Después del nacimiento, principalmente entre los 6 y 12 meses de edad, el omega 3 aumenta el campo visual y el desarrollo psicomotor del niño.

El uso de omega 3 también es benéfico para la salud mental y cognición, mejorando el humor, la motivación, la memoria, la concentración y el aprendizaje.

Debido a que ayuda a controlar el apetito y potenciar la acción de la insulina, el omega 3 puede contribuir en el proceso de pérdida de peso.

El omega 3 está presente principalmente en peces como el salmón, atún, sardina, caballa y arenque. El consumo diario debe ser superior a 1,8 gramos, lo que equivale a 300 gramos de pescado por semana.

Omega 6

El omega 6 (ácido liniolénico) sirve principalmente para bajar el colesterol y los triglicéridos. Así, el omega 6 ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, infartos y derrames.

Los beneficios del omega 6 están relacionados principalmente con su efecto sobre los vasos sanguíneos. El omega 6 previene la formación de coágulos que pueden desprenderse de la pared de la arteria y obstruir el flujo sanguíneo (trombosis), causando un infarto de miocardio (ataque cardíaco) o un accidente vascular cerebral (derrame cerebral).

El omega 6 también evita el depósito de grasa (colesterol) en las paredes de las arterias, una condición llamada aterosclerosis, considerada una de las principales causas de infarto de miocardio.

Además de eso, el omega 6 actúa positivamente en el sistema inmunológico, en la regulación de la temperatura corporal y en la pérdida de agua por parte del cuerpo.

Al igual que el omega 3, el omega 6 es considerado esencial, ya que no es producido por el organismo y, por lo tanto, debe ser ingerido a través de la alimentación. Las principales fuentes de omega 6 son los aceites de girasol, maíz y soya, castañas y nueces.

Omega 9

Contratio a los omegas 3 y 6, que no son producidos por el organismo y por eso deben ser obtenidos a través de la alimentación, el omega 9 puede ser sintetizado por el cuerdo, siempre que haya omega 3 y 6 disponible.

El omega 9 (ácido oléico) desempeña un papel importante en la producción de hormonas, además de contribuir en mantener niveles más saludables de triglicéridos y ayudar a bajar los niveles de colesterol ‘malo’ (LDL) y aumentar el ‘bueno’ (HDL).

Estos beneficios del omega 9 se deben a la buena cantidad de fitoesteroles que contiene, que también pueden ayudar en la disminución de la circunferencia abdominal.

El omega 9 tiene una poderosa acción antiinflamatoria y antioxidante, por lo que combate la acción nociva de los radicales libres, ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares, cáncer y envejecimiento precoz.

El omega 9 está presente en grandes cantidades en los aceites de semilla de uva, canola, girasol, soya, palma y sésamo. Otras fuentes de este ácido graso son las castañas, almendras, nueces y aguacate.

Última actualización el 12 de Octubre de 2018 a las 06:27 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados