¿Cómo saber si tengo el oído inflamado?

Los principales síntomas de un oído inflamado o infectado son: dolor intenso, disminución de la audición, fiebre, agitación, pérdida del apetito, mareos y vértigo. Si hay una perforación del tímpano, puede haber una secreción en el oído. En niños y bebés, una inflamación o infección en el oído puede causar también irritabilidad, llanto, vómitos y diarrea.

Las inflamaciones e infecciones en el oído, conocidas como otitis, son las principales causas de dolor de oído. Dependiendo de su localización, la otitis puede ser interna o externa.

El oído puede inflamarse o infectarse tras una gripe, infección de garganta o enfermedad respiratoria, ya que la garganta, las vías respiratorias y los oídos están conectados. La acumulación de agua en el oído también puede causar infecciones y dejar el oído inflamado.

Las inflamaciones en la parte más externa del oído (otitis externa) también pueden ser causadas por traumatismos provocados por hisopos u otros objetos.

El tratamiento del oído inflamado se hace con remedios analgésicos y antiinflamatorios. En caso de infección causada por bacterias, se utilizan medicamentos antibióticos. La medicación puede ser de uso tópico (gotas o pomadas) o administradas por vía oral, según el tipo de otitis.

El otorrinolaringólogo es el especialista indicado para tratar inflamaciones e infecciones en el oído.

Última actualización el 11 de Junio de 2018 a las 11:22 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados