Neumonía bacteriana: síntomas y tratamiento

Los síntomas de la neumonía bacteriana incluyen fiebre alta, escalofríos, tos seca que tras un tiempo se vuelve productiva con flemas amarillentas o verdaceas, falta de aire, dolor de pecho, vómitos, falta de apetito, dolor de cuerpo y agotamiento.

Las manifestaciones de la neumonía pueden variar de acuerdo con el agente que haya causado la patología y el estado de salud del paciente. La neumonía bacteriana o viral es muchas veces confundida con una gripe. Sin embargo, en el caso de le neumonía, los síntomas no mejoran, y se agravan con el pasar de los días.

Por lo general, las personas mayores e individuos con enfermedades crónicas o pocas defensas manifiestan pocos síntomas. El cuadro suele ser más discreto, con poca tos y sin fiebre. En estos casos, la neumonía puede causar solamente algo de desorientación y agotamiento.

En los niños, los síntomas de la neumonía bacteriana suelen manifestarse como una gripe o un resfriado que va empeorando con el tiempo. El niño puede presentar cansancio extremo, fiebre alta, tos con flemas, pérdida del apetito e respiración jadeante. Los bebés con menos de 1 año de edad pueden manifestar pocos síntomas.

El principal agente causante de la neumonía bacteriana es la bacteria Streptococcus pneumonias. El tratamiento consta de medicamentos antibióticos, que deben tomarse durante una o dos semanas.

Los síntomas suelen mejorar 3 o 4 días tras el inicio del tratamiento. No obstante, es muy importante continuar tomando los medicamentos hasta el fin del periodo estipulado por el médico para evitar recaídas y resistencias de la bacteria al antibiótico. Generalmente, la neumonía bacteriana no es contagiosa y el paciente no necesitar ser aislado o estar en cuarentena.

La neumonía bacteriana es una infección pulmonar que afecta sobre todo a personas que tienen de antemano alguna enfermedad subyacente que debilita las defensas de su organismo. La infección puede darse por la inhalación de bacterias suspendidas en el aire, aspiración accidental de contenido gástrico o a través de la sangre.

Última actualización el 12 de Junio de 2018 a las 08:23 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados