¿Qué son los monocitos?

Los monocitos son células sanguíneas que forman parte del sistema inmunológico. La función principal de los monocitos es defender al organismo de agentes externos como bacterias o virus, así como remover células muestras o alteradas de nuestro cuerpo (incluyendo la destrucción de células tumorales), entre otras funciones.

El monocito es uno de los cinco tipos principales de leucocitos (glóbulos blancos: monocitos, linfocitos, basófilos, neutrófilos y eosinófilos) y pueden identificarse en un microscopio óptico.

Los monocitos se desarrollan en la médula ósea, circulan por la corriente sanguínea por pocos días y finalmente se diseminan por los tejidos donde son conocidos como macrófagos, o reciben otros nombres específicos dependiendo del tipo de tejido, por ejemplo: microglía, en el sistema nervioso; células de Kupffer, en el hígado y células de Langerhans, en la epidermis.

El aumento o disminución de los monocitos en la sangre puede percibirse en una leucograma o en un hemograma completo.

Es aconsejable realizarse estudios de sangre periódicamente y, en caso de notar cualquier alteración, consultar a su médico para que realice una evaluación más detallada.

Última actualización el 13 de Abril de 2018 a las 02:21 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados