¿Cómo mejorar las defensas del bebé?

Se puede mejorar las defensas del bebé adoptando algunas medidas simples, que están relacionadas principalmente con la alimentación y hábitos que fortalecen el sistema inmunológico del niño. Algunas de estas son:

  • Amamantar: La leche materna actúa como la primera vacuna, ya que contiene nutrientes esenciales y anticuerpos (sobre todo el calostro) que protegen al bebé de infecciones, alergias y diarreas. Se recomienda que la lactancia materna ocurra hasta los 6 meses;
  • Introducir frutas y verduras en la dieta del bebé: Entre los 4 y 6 meses de edad, se recomienda introducir sólidos en la alimentación del bebé; las frutas y verduras proporcionan vitaminas y minerales fundamentales para mejorar la inmunidad del bebé. Cuando estos nutrientes están disponibles en las cantidades adecuadas, el organismo es capaz de producir una respuesta inmunológica más rápida;
  • Recibir las vacunas: La vacunación es esencial para proteger al bebé de enfermedades graves al otorgarle inmunidad contra estas;
  • Dejar que el bebé explore el mundo a su alrededor: Es importante dejar que el niño entre en contacto con las cosas que lo rodean, para que adquiera inmunidad contra los microrganismos comunes;
  • No fumar dentro de la casa: Los bebés y niños que conviven con fumadores desarrollan más enfermedades respiratorias, como asma, bronquitis y neumonía, infecciones de oído y tienen un riesgo más alto de padecer enfermedades cardiovasculares;
  • Exponer al bebé al sol: A partir del primer mes, el bebé puede tomar baños de sol. 5 a 10 minutos al día son suficientes para mejorar las defensas del bebé y, sobre todo, ayudar a la activación de la vitamina D, evitando el raquitismo. No obstante, la exposición al sol debe ocurrir antes de las 10 o después de las 16 horas. No olvide aplicar protector solar (a partir de los 6 meses) y usar sombreros;
  • Dar masajes al bebé: Los masajes provocan alteraciones en el sistema nervioso central, que pueden reflejarse en la activación o modulación de las respuestas del sistema inmunológico del niño;
  • Dormir suficiente: Durante el sueño el organismo produce la mayor cantidad de sustancias directamente relacionadas con la producción de anticuerpos y con el desempeño de las células de defensa. Los bebés recién nacidos deben dormir entre 16 y 20 horas cada día y entre 14 y 15 entre los 6 meses y 2 años de edad.

Última actualización el 21 de Abril de 2018 a las 05:53 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados