¿Cuáles medicamentos ayudan a engordar y adelgazar?

Medicamentos para engordar

Entre los remedios que pueden ayudar a subir de peso están:

  • Antidepresivos tricíclicos (amitriptilina, nortriptilina): Aumentan el apetito, causando aumento de peso. Por otra parte, la fluoxetina, que forma parte del grupo de los inhibidores de la recaptación de serotonina, no engorda, mientras que la paroxetina, del mismo grupo, puede causar aumento de peso;
  • Antihistamímicos (cetirizina, fexofenadina): Son los llamados medicamentos “antialergénicos”;
  • Antipsicóticos (olanzapina, risperidona): Se emplean en el tratamiento de la esquizofrenia, trastorno bipolar, psicosis y trastorno obsesivo compulsivo;
  • Antihipertensivos (atenolol, metoprolol): Pueden hacer engordar debido a que aumentan la sensación de cansancio, contribuyendo a la falta de actividad física;
  • Corticoides: Aumentan la retención de agua en el cuerpo, provocan resistencia a la insulina, estimulan el apetito y pueden alentar el metabolismo;
  • Medicamentos para diabetes:
    • Glibenclamida, glicazida, climepirida: Elevan los niveles de insulina en la sangre, provocando aumento del apetito y acumulación de grasa;
    • Insulina: Puede también causar aumento de peso, por los mismos motivos mencionados arriba.
    • Pioglitazona y rosiglitazona: Provocan retención de agua y afectan a las células responsables del almacenamiento de grasa corporal;
  • Estabilizadores de humor (ácido valproico, litio): Aumentan el apetito;
  • Anticonceptivos hormonales: Provocan retención de líquidos, causando aumento de peso.

Medicamentos para adelgazar

Los medicamentos usados para adelgazar pueden dividirse en tres grupos:

  • Sacietógenos (sibutramina): Promueven la sensación de saciedad, haciendo que la persona quede satisfecha con una cantidad menor de alimento. En el caso particular de la sibutramina, puede también acelerar el metabolismo, aumentando así el consumo energético;
  • Inhibidores de la absorción de grasa (orlistat, cetilistat): Inhiben en hasta el 30% la absorción de grasas por el intestino, ayudando a perder peso;
  • Anorexígenos (anfepramona, femproporex, manzidol): Son inhibidores del apetito que contienen anfetaminas en su composición. Debido al riesgo mayor de efectos colaterales, estos medicamentos suelen ser usados solamente cuando los otros dos grupos no han producido los efectos esperados.

Además de estos fármacos usados específicamente para adelgazar, los medicamentos para la tiroides y los laxantes también pueden provocar pérdida de peso cuando se usan extensivamente.

Última actualización el 30 de Mayo de 2018 a las 09:02 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados