Mastitis durante la lactancia materna. ¿Es peligrosa?

No, siempre que sea debidamente tratada, la mastitis durante la lactancia materna no es peligrosa ni impide la alimentación del bebé, a menos que el médico indique lo contrario.

La mastitis es una inflamación en los ductos mamarios que afecta principalmente a mujeres lactantes. En la mayoría de los casos, las mastitis no causan complicaciones y evolucionan favorablemente.

La mastitis suele surgir entre la segunda y quinta semana de lactancia, por lo general en una de las mamas. La inflamación ocurre cuanto la leche permanece en los ductos por mucho tiempo o cuando las fisuras en el pezón actúan como puerta de entrada para las bacterias.

De hecho, la principal causa de la mastitis es la infección por bacterias; de estas, el Straphylococcus aereus es responsable por más del 90% de los casos.

Si bien es más frecuente durante la lactancia, la mastitis también puede surgir en otros periodos. En estos casos, puede haber factores que favorezcan la aparición de la inflamación, como el humo, la diabetes, lesiones en la mama y cirugías con cuadros de infección en el postoperatorio.

Los síntoma y señales de la mastitis incluyen enrojecimiento e hinchazón en la mama afectada, así como la presencia de un bulto o tumor en la zona.

El tratamiento de la mastitis comienza con el drenaje de la mama por medio de una bomba especial. Para aliviar el dolor, se recomienda aplicar compresas frías en la mama afectada. Sin embargo, para facilitar la salida de la leche al lactar, se aconseja aplicar una compresa tibia antes de alimentar al bebé.

El tratamiento de la mastitis también puede incluir medicamentos analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos. La cirugía puede ser necesaria en algunos casos para drenar el absceso.

Durante el tratamiento, no es necesario suspender la lactancia, salvo que el médico así lo indique.

El mastólogo es el especialista indicado para diagnosticar y tratar los casos de mastitis.

Última actualización el 29 de Marzo de 2018 a las 08:02 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados