Mala circulación en las piernas: ¿Cómo identificarla y tratarla?

Los principales síntomas de la mala circulación en las piernas incluyen hinchazón en los tobillos y pies, presencia de varices, dolor en las piernas al caminar, adormecimiento, hormigueo o ardor, picazón, alteraciones en la temperatura el miembro inferior, heridas y manchas en las piernas.

Sin embargo, las señales de la mala circulación varían según el origen del problema. Cuando la mala circulación afecta las arterias, surge un cuadro de insuficiencia arterial. La irrigación sanguínea disminuye, causando dolor en las piernas al caminar, disminución de la sensibilidad y de la temperatura en las piernas y pies, además de heridas que toman tiempo en cicatrizar.

La mala articulación arterial afecta sobre todo a individuos sedentarios, fumadores, con presión alta, diabetes, colesterol alto y antecedentes familiares de mala circulación. Por su parte, la mala circulación venosa ocurre principalmente en mujeres y está relacionada con la edad, factores hormonales y genéticos, exceso de peso, embarazo, falta de actividad física y posturas (permanecer sentada o de pie por mucho tiempo).

El tratamiento de la mala articulación depende de la causa, pudiendo incluir cambios en el estilo de vida, uso de medias elásticas, medicamentos e incluso cirugía. No fumar, hacer ejercicio regularmente, llevar una alimentación saludable, controlar la presión arterial, la diabetes y el colesterol, evitar usar ropa apretada, disminuir el consumo de sal y azúcar y controlar el peso son algunas medidas indicadas para tratar la mala circulación.

En caso de síntomas de mala circulación, consulte a su médico de cabecera o angiólogo, quien es el especialista indicado para diagnosticar y tratar los problemas relacionados con la mala circulación sanguínea.

Última actualización el 8 de Junio de 2018 a las 04:59 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados