Linfoma de Hodgkin

¿El linfoma de Hodgkin es cáncer?

 

Sí, el linfoma de Hodgkin (o enfermedad de Hodgkin) es un tipo de cáncer que afecta el sistema linfático y ocurre, principalmente, en adolescentes y adultos jóvenes. Existen dos tipos de linfoma y ambos son malignos: Hodgkin y no-Hodgkin.

El sistema linfático se compone de ganglios linfáticos, amígdalas, bazo y una red de vasos esparcidos por todo el cuerpo. Este sistema forma parte del sistema inmunológico del cuerpo, protegiendo el organismo contra virus, bacterias y otros agentes externos.

¿Qué es un linfoma?

Los linfomas tienen su origen en los linfocitos, células de defensa (glóbulos blancos) que se encuentran principalmente en los ganglios linfáticos. Estos ganglios, presentes en diferentes partes del cuerpo, actúan como pequeños órganos de defensa, reteniendo, destruyendo o retardando la proliferación de microorganismos y células cancerosas.

La principal señal de los linfomas de Hodgkin y no-Hodgkin es el aumento de los ganglios linfáticos, que puede notarse por la presencia de bultos en las axilas, ingle, clavículas y cuello.

En el linfoma de Hodgkin, los ganglios presentan un crecimiento lento, mientras que en los linfomas no-Hodgkin los ganglios crecen rápidamente.

A pesar del aumento y endurecimiento de los ganglios, el linfoma no suele causar dolor ni enrojecimiento y la superficie del bulto es irregular.

El tratamiento de los linfomas consiste en quimioterapia, radioterapia, inmunoterapia o trasplante de la médula ósea. La elección del tratamiento depende de la etapa de la enfermedad y el tipo de linfoma.

Última actualización el 6 de Octubre de 2018 a las 07:49 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados