¿Cómo funciona la ligadura de trompas?

La ligadura de trompas es una cirugía que impide el embarazo casi definitivamente. Para que ocurra el embarazo, el espermatozoide debe encontrarse con el óvulo, que es liberado por el ovario alrededor del día 14 del ciclo menstrual; después, es transportado por las fimbrias tubáricas y trasportado a través de las trompas, donde generalmente ocurre la fecundación. Por lo tanto, al bloquear las trompas, se evita el encuentro del óvulo con el espermatozoide.

La cirugía consiste en el bloqueo de las trompas por medio de anillos, dispositivos de titanio, suturas, quemando o cortando estas estructuras. Las técnicas disponibles son:

  • Después de la cesárea;
  • Minilaparotomía: procedimiento quirúrgico realizado inmediatamente después del parto normal, o hasta dos días después. El médico hace una pequeña incisión en el abdomen, cerca del ombligo y, en seguida, remueve una parte de las trompas de Falopio de cada lado;
  • Laparoscopia: se realiza a través de una pequeña incisión en el ombligo y en la parte inferior del abdomen, introduciendo un dispositivo llamado laparoscópico, usado para ver las trompas de Falopio. El médico puede usar anillos o sujetadores para cerrar las trompas, o cauterizarlas;
  • Histeroscopia: se introduce un histeroscopio a través de la vagina, que atraviesa el útero y llega hasta las trompas, donde se coloca un pequeño muelle (Essure®) o se aplica radiofrecuencia seguida de una pastilla de silicón (Adiana®). El objetivo es generar una reacción inflamatoria que cause la fibrosis de la trompa y su consecuente obstrucción. Las ventajas de esta técnica son la ausencia de sedación, anestesia general, incisiones quirúrgicas o internación hospitalaria. Sin embargo, es necesario utilizar otro método anticonceptivo en los tres meses posteriores al procedimiento; además, puede ser necesario tener que repetir el procedimiento. También se debe realizar un examen llamado histerosalpingografía para comprobar que el método haya podido obstruir completamente las trompas.

El proceso de ligadura es difícil de revertir, por lo que los médicos solamente lo recomiendan cuando la mujer está segura de que no quiere tener más hijos.

La reversión consiste en la reconstrucción microquirúrgica de las trompas uterinas con la ayuda de un microscopio quirúrgico e instrumentos especiales, incluyendo hilos quirúrgicos imperceptibles para el ojo humano. El tiempo de la ligadura no es un factor limitante para su reversión.

El ginecólogo deberá orientar a la mujer sobre los riesgos y beneficios de la ligadura como método contraceptivo.

Última actualización el 16 de Abril de 2018 a las 11:40 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados