¿Se puede amamantar con pezones invertidos?

Sí, las mujeres con pezones invertidos pueden amamantar.

En estos casos puede haber algunas dificultades. Sin embargo, con la orientación adecuada, principalmente al principio de la lactancia, la mujer puede recibir la asesoría necesaria para superar estas dificultades y poder amamantar sin mayores complicaciones.

La leche materna es extremadamente importante para el desarrollo y crecimiento del niño, además de ser un potente protector contra infecciones.

Además de los beneficios a corto y largo plazo para el niño, la lactancia materna trae varias ventajas para la mujer y su familia.

La mujer con pezones invertidos podrá emplear técnicas que facilitan la conexión con el bebé. Estas técnicas incluyen:

  • Sujetar al bebé en una posición que facilite el acceso al pezón;
  • Uso de extractores manuales, eléctricos u otros mecanismos para facilitar la salida del pezón inmediatamente antes de la succión;
  • Uso de protectores de pezón.

Puede saber más sobre las medidas que pueden ayudar a la lactancia en estos casos durante las consultas de puericultura.

 

 

 

Última actualización el 26 de Mayo de 2018 a las 01:25 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados