Sospecha de accidente cerebrovascular (derrame). ¿Qué hacer?

En caso de sospecha de ACV, lo primero que hay que hacer es llevar a la víctima inmediatamente a un servicio de urgencias médicas. No espere a la ambulancia si hay algún hospital o clínica con sala de urgencias cerca.

Durante el transporte o mientras se espera a la ambulancia, se recomienda:

  • Mantener la calma, darle confianza al paciente;
  • De ser posible, alejar a los familiares;
  • Dar estímulos cerebrales a la víctima, sin exagerar;
  • Mantener las vías aéreas despejadas;
  • Soltar las ropas, principalmente alrededor del cuello, tórax y abdomen;
  • Colocar a la persona en una posición cómoda;
  • Mantener la temperatura corporal;
  • Observar sus signos vitales (pulso, respiración).

¿Cuáles son los signos de un derrame cerebral?

Los signos de un derrame cerebral o ACV son súbitos y pueden aparecer aisladamente o en conjunto, dependiendo del área del cerebro afectada. Los principales síntomas son:

  • Debilidad, adormecimiento o parálisis en la cara, brazo o un lado del cuerpo;
  • Visión borrosa o pérdida de la visión, especialmente de un solo ojo;
  • Visión doble;
  • Percepción de “sombras” en la visión;
  • Dificultad para hablar o entender lo que otros dicen;
  • Mareos, pérdida del equilibrio, falta de coordinación para caminar o caídas súbitas, normalmente acompañada por otros síntomas;
  • Dolor de cabeza fuerte y persistente.

El derrame cerebral es una urgencia médica y cada segundo cuenta. Cuando más rápido sea atendido el paciente, mayor es su probabilidad de aliviar las secuelas.

Última actualización el 22 de Mayo de 2018 a las 11:43 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados