Inflamación por piercing tragus. ¿Qué hacer?

Si la zona del piercing en el tragus presenta inflamación, no retire el piercing y acuda inmediatamente con un médico, de preferencia un dermatólogo.

Cualquier tipo de infección en el cartílago de la oreja debe ser tratada rápidamente, pues puede empeorar y volverse grave.

No es suficiente aplicar pomada cicatrizante, que muchas veces es indicada por el propio tatuador. Cuando la zona está infectada por bacterias, puede ser necesario aplicar pomadas con antibióticos específicos. El gran problema de las inflamaciones o infecciones en los piercings en el tragus, y en la oreja en general, es que el cartílago tiene pocos vasos sanguíneos.

Por ello, el tratamiento de cualquier inflamación en esa zona puede volverse difícil, pues la poca sangre disminuye el flujo de anticuerpos y células de defensa que podrían combatir la infeción.

Del mismo modo, el flujo de los antibióticos orales también puede ser insuficiente. Es por esto que es importante iniciar el tratamiento cuanto antes.

Una infección no tratada en el tragus puede llegar a provocar la muerte del tejido (necrosis) o, en casos más graves, convertirse en una septicemia (infección generalizada).

En caso de inflamación en la zona del piercing, consulte a un médico, preferentemente dermatólogo, para recibir tratamiento.

Última actualización el 4 de Mayo de 2018 a las 11:17 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados