¿Las infecciones urinarias pueden alterar la presión arterial?

Sí, las infecciones urinarias pueden alterar la presión arterial y causar hipertensión cuando el riñón es afectado. Esto debido a que el riñón es el principal responsable del control del volumen de agua y sodio del cuerpo, lo cual explica, además que las enfermedades renales sean una causa común de hipertensión arterial.

A la infección urinaria en los riñones se le denomina nefritis o glomerulonefritis. Se trata de la inflamación de los glomérulos, que son los “filtros” de los riñones. La nefritis provoca lesión en los glomérulos y reduce su capacidad de filtrar la sangre.

Además de elevar la presión arterial, una glomerulonefritis también puede provocar hematuria, que es la presencia de sangre en la orina.

Para evitar complicaciones graves, como insuficiencia renal o una infección generalizada, la infección urinaria debe ser tratada adecuadamente por medio de antibióticos.

En caso de infección urinaria, consulte al médico general o a un urólogo, quien es el especialista responsable del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del sistema urinario (masculino y femenino).

Última actualización el 12 de Mayo de 2018 a las 08:59 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados